Interior investiga a 50 mossos por su actuación durante las protestas tras la sentencia del 'procés'

  • La auditoría interna de los Mossos se da a conocer ocho meses después de los hechos de octubre de 2019.
  • ​De momento no se han dictado sanciones a ningún agente implicado por parte de Interior de la Generalitat.
Un manifestante echa al fuego un cartón durante la segunda jornada de protestas en Cataluña contra la sentencia del juicio del procés.
Un manifestante echa al fuego un cartón durante la segunda jornada de protestas en Cataluña contra la sentencia del juicio del procés.
Enric Fontcuberta / EFE

Medio centenar de agentes de los Mossos d'Esquadra están siendo investigados por el Departament d'Interior de la Generalitat por la represión "violenta" de las protestas tras la sentencia del procés del mes de octubre del año pasado. 

La jefatura de los Mossos d'Esquadra tiene abiertas 34 investigaciones sobre la actuación de los agentes durante los disturbios, ha explicado este lunes el director general de la policía catalana, Pere Ferrer. 

La mitad de estas investigaciones están judicializadas (a instancia de denuncias interpuestas por entidades) y otras 17 son pesquisas internas para depurar responsabilidades administrativas derivadas de una mala praxis policial. 

De estas últimas, 9 son denuncias de organizaciones de defensa de los derechos y las libertades como Amnistía Internacional SOS Racisme o Colectivo Iridia. De momento no se ha dictado ninguna sanción, a la espera de cómo evolucionen los casos abiertos.

De las 877 manifestaciones que se produjeron en Cataluña en las dos semanas posteriores al anuncio de la sentencia, en un 20% hubo "episodios violentos", ha admitido el conseller Buch

El conseller de Interior, Miquel Buch, ha inaugurado este lunes por la tarde una jornada sobre la auditoría de orden público de los Mossos llevada a cabo tras las movilizaciones de octubre. Parte de la misma se desvela ocho meses después de lo sucedido. 

Los resultados preliminares de esta investigación se iban a dar a conocer públicamente a finales del pasado mes de marzo pero la irrupción de la pandemia de la Covid-19 ha atrasado el anuncio hasta este lunes. Han estado presentes en el acto mandos de los mossos, sindicatos policiales, entidades de derechos humanos y el Síndic de Greuges, Rafael Ribó.

877 manifestaciones entre el 14 y el 27 de octubre

Durante las dos semanas posteriores al anuncio de la sentencia a los 11 políticos soberanistas catalanes, ahora en prisión, se produjeron 877 manifestaciones y en un 20% de las mismas se registraron «episodios violentos», ha sostenido Buch en este acto celebrado en el complejo Egara de Sabadell, sede central de los Mossos.

Según Ferrer, director general del cuerpo policial catalán, en aquellas jornadas «se constataron acciones concretas de grupos violentos que denotaban organización y firme voluntad de enfrentamiento directo con los mossos».

El conseller de Interior, Miquel Buch, pasa revista a un grupo de comisarios de los Mossos,
El conseller de Interior, Miquel Buch, pasa revista a un grupo de comisarios de los Mossos,
POL SOLÀ / ACN

Respecto a lo sucedido en las calles en aquel momento convulso, el conseller ha sostenido que se trato de un episodio «muy complejo tanto por la situación de violencia, como por la durabilidad y la territorialidad en la gestión del orden público. Una nueva realidad a la que el cuerpo de Mossos se tuvo que adaptar».

Ha insistido en que, por primera vez, los agentes tuvieron que hacer frente a protestas independentistas no pacíficas, lo contrario a la que había sido la tónica hasta ese momento. «La policía de Cataluña actuó con aciertos y también con errores que se han de corregir. Esta auditoría demuestra que ante los errores, el propio cuerpo de los Mossos d’Esquadra ha actuado para corregirlos», ha afirmado Buch. 

Dispositivo policial "pasivo y defensivo"

Para la realización de esta auditoría, se han visionado más de 1.000 horas de material audiovisual que recoge las actuaciones policiales y se han realizado un centenar de entrevistas a agentes, mandos policiales y ciudadanos. 

Eduard Sallent, comisario jefe, ha dicho este lunes que, «mayoritariamente, el dispositivo fue pasivo y defensivo» en un contexto de tensión social acumulada.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento