La paradoja de los científicos españoles: se forman aquí con dinero público y encuentran empleo en el extranjero

  • La poca inversión que realiza España en investigación ha provocado que miles de científicos emigren a otros países.
Dos científicos en un laboratorio.
Dos científicos en un laboratorio.
ATLAS
Dos científicos en un laboratorio.

Miles de científicos formados en España, en muchos casos en universidades públicas y gracias al sistema de becas, emigran cada año desde hace décadas para poder dedicarse a la investigación, un campo por el que apenas se apuesta en nuestro país.

No solo apenas hay financiación para las investigaciones, sino también falta de medios y de estabilidad para los investigadores con sueldos mileuristas. "Cuando me pagaban por algún debate nunca pedía dinero, pedía que me compraran una nevera para el laboratorio o un agitador", explica José Antonio López, neurovirólogo y profesor titular de Microbiología en la Universidad Autónoma de Madrid, que volvió de Alemania.

La inversión realizada por el Estado español en sus estudiantes nunca se recupera, ya que el beneficio va a parar al país para el que estos trabajen. "Muchos de los que han intervenido directamente en el desarrollo de vacunas y tratamientos los hemos formado con dinero público español y ahora están ejerciendo y obteniendo beneficios otros países", asegura el docente.

Esto fue lo que le ocurrió al Premio Nobel de Medicina Severo Ochoa. Nacido en Luarca (Asturias), recogió el galardón en 1959 tras haberse nacionalizado como ciudadano estadounidense tres años antes "porque no podía hacer la investigación que quería en España", explica su sobrino José Fernández de Albornoz.

La sociedad aún no está concienciada sobre el grave problema que supone la ponga inversión en investigación en nuestro país y no se refleja en las encuestas del CIS. Sin embargo, los que salieron más recientemente están mucho más concienciados con un problema nacional que atañe, sobre todo, a la población española.

Por eso es muy importante la labor deasociaciones de investigadores como ECUSA Asociación de Científicos Españoles en Estados Unidos, CENL Científicos Españoles en los Países Bajos o CERFA (Científicos españoles en Alemania) para hacemos una idea de lo que ha supuesto la diáspora de nuestros valedores científicos.

Sin ciencia no hay futuro, aunque ni siquiera este recuerdo provocado por la pandemia parece que vaya a conseguir el éxito. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento