Más multas, más impuestos y más restricciones: la nueva ley de tabaco que prepara el Gobierno

  • También está previsto que se equiparen a los cigarrillos los dispositivos de vapeo.
Una mujer encendiendo un cigarrillo
Una mujer encendiendo un cigarrillo.
ARCHIVO

El Gobierno está preparando cambios en la normativa sobre el tabaco, con el fin de endurecerla. Los Ministerios de Hacienda y de Sanidad están trabajando en dos vías diferentes con el objetivo final de reducir su consumo en España.

Según La Información, el Ejecutivo pretende crear una nueva Ley de Ordenación del Mercado de Tabacos y Normativa Tributaria, ya que se trata de una legislación desactualizada, que no se toca desde 1998. Por su lado, Sanidad quiere subir el impuesto con el fin de reducir el consumo. A día de hoy, el Gobierno ingresa cada año 9.000 millones de euros por impuestos al tabaco, tres veces que lo prevé gastarse en el Ingreso Mínimo Vital.

El Ministerio de Hacienda quiere endurecer el marco normativo para adaptarse a las obligaciones de las normas de la OMS y de la UE. En concreto, el marco en el que se rige el mercado de importación o venta de cigarrillos o la regulación de los dispositivos electrónicos. 

El negociado dirigido por María Jesús Montero quiere elevar también las sanciones a los importadores para reducir el tráfico ilegal de tabaco.

El objetivo es que estos cambios lleguen al Congreso de los Diputados antes de fin de año y el borrador esté listo en el último trimestre.

Más impuestos

Endurecer la Ley Antitabaco de 2005 es otro de los objetivos del Gobierno. Salvador Illa quiere incrementar la fiscalidad y equiparar los impuestos de los distintos tipos de tabaco, puesto que ahora, por ejemplo, la picadura de liar paga menos tasas. Estas subidas de precios se harán sin previo aviso, para evitar el abastecimiento masivo previo.

En cuanto al vapeo, ahora mismo está al margen de la legislación antitabaco, incluso cuando estos dispositivos tienen cargas con nicotina. De hecho, pueden publicitarse y usarse en espacios públicos. La idea del Gobierno es eliminar estas ventajas.

Respecto al consumo, Sanidad pretende ampliar los espacios sin humo e incluso se podría prohibir fumar en los coches particulares, sobre todo si en ellos viajan niños.

Por otro lado, el Gobierno pretende crear un concurso público de expendedurías de tabaco. Las últimas adjudicaciones son de 2003 y desde entonces, ha habido importantes cambios de población, lo que ha dejado a muchas zonas urbanas sin expendedurías. Esta subasta se prevé para finales de año. Ahora hay unos 12.000 estancos en España.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento