La CEOE critica las "condiciones imposibles" para el teletrabajo y avisa que se puede contratar en otros países

La crisis ha provocado que haya más empresas que apuestan por el teletrabajo, por lo que en los próximos meses y años veremos a más trabajadores realizar sus tareas desde el hogar.
Un empleado teletrabajando, en una imagen de archivo.
Pixabay/Alterfines

El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, ha criticado que el Gobierno quiera legislar "rápidamente" sobre el teletrabajo y ha pedido "mesura" ya que ha avisado de que si a una empresa le ponen condiciones imposibles de cumplir puede contratar fuera de España, como en Portugal o Brasil.

"Si tengo que contratar y se me ponen condiciones imposibles y que no pueda gestionar a mi plantilla, es que yo mañana puedo contratar en Portugal...El mundo es global y la digitalización es global. Cuidado cómo se plantea esto", ha advertido Garamendi en una entrevista en Onda Cero.

"Si tengo que contratar y se me ponen condiciones imposibles y que no pueda gestionar a mi plantilla, es que yo mañana puedo contratar en Portugal"

Según el anteproyecto de ley del Gobierno para regular el teletrabajo al que ha tenido acceso Efe, las empresas deberán sufragar "en su totalidad" el desarrollo del teletrabajo que no podrá conllevar gastos, directos o indirectos, para el empleado "relacionados con los equipos, herramientas y medios vinculados al desarrollo de su actividad laboral".

¿Deben las empresas asumir todos los costes del teletrabajo?

Desventajas para la empresa

El presidente de la patronal de empresarios ha señalado que el trabajo no presencial está bien como planteamiento de conciliación familiar y laboral y como elemento de flexibilidad pero ha señalado que tiene desventajas para la empresa como la falta de trato personal y físico.

"Si gestionamos una empresa sin el trato personal, la unidad de empresa se pierde", ha dicho al tiempo que ha reconocido que el teletrabajo ha sido imprescindible para poder enfrentar la crisis del coronavirus pero que "es una situación que no es la ideal".

"Si gestionamos una empresa sin el trato personal, la unidad de empresa se pierde"

Garamendi ha insistido en que esta forma de trabajo tiene muchas ventajas si está bien gestionada pero ha advertido: "cuidado con poner criterios que lo haga poco atractivo o lo plantee con rigidez", en relación a la empresa.

"No sería lógico que si luego se hace una huevo frito en casa y le salta el aceite sea un accidente laboral", ha ironizado, al tiempo que también ha dicho que "el teletrabajo igual que ha habido gente que ha trabajado muchísimo, también permite que se trabaje menos".

El dirigente de la CEOE ha pedido al Ejecutivo que no legisle con prisa y haga un planteamiento reposado y con tranquilidad. 

Borrador del proyecto

Según un borradore del anteproyecto, adelantado este jueves por el diario El País, las empresas deberán sufragar "en su totalidad" el desarrollo del teletrabajo que no podrá conllevar gastos, directos o indirectos, para el empleado "relacionados con los equipos, herramientas y medios vinculados al desarrollo de su actividad laboral".

Así lo recoge el artículo 12, "derecho a la compensación total de gastos" del anteproyecto de ley del Gobierno para regular el teletrabajo adelantado por El País y al que ha tenido acceso Efe.

La norma no detalla el mecanismo con el que deberán cuantificarse esos gastos ni la forma de compensación y emplaza a fijarlo en el marco de la negociación del convenio colectivo o con acuerdo entre la empresa y los trabajadores.

Podrá consistir, ejemplifica, en complementos específicos que, en todo caso, deberán garantizar la "completa compensación" de los gastos.

El anteproyecto también recoge que el trabajo a distancia será "voluntario para la persona trabajadora", siempre reversible y requerirá de un acuerdo por escrito incorporado al contrato inicial del trabajador.

También detalla que tendrá "carácter prioritario" para las personas que estén con una reducción de jornada por cuidado de menores de 12 años, aquellas que lo precisen para el ejercicio de su derecho a la lactancia natural o para víctimas de violencia de género o de terrorismo.

Junto a esto, fija -en el artículo 13 "derecho al horario flexible"- que la persona que desarrolla trabajo a distancia podrá "alterar el horario de prestación de servicios establecido" y subraya en otro punto el derecho a la desconexión digital que deberá garantizar la empresa.

Derecho a la desconexión

"El deber empresarial de garantizar la desconexión conlleva una limitación absoluta del uso de los medios tecnológicos de comunicación empresarial y de trabajo durante los periodos de descanso, así como el respeto a la duración máxima de la jornada", recoge.

Las medidas para garantizar esta desconexión y el derecho a la conciliación con la vida familiar también se establecerán mediante negociación colectiva o acuerdo de empresa.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento