Vender una casa para comprar otra: ¿cómo evitar perder la venta, la compra y las arras?

Cartel colgado en un edificio que indica que el inmueble está en venta.
Cartel colgado en un edificio que indica que el inmueble está en venta.
OSCAR DEL POZO

La emergencia sanitaria del COVID-19 y el estado de alarma decretado para frenar su transmisión ha obligado a permanecer confinada a la población durante semanas. Ahora, con la llegada de la "nueva normalidad", muchas personas aprovechan la ocasión para cambiarse de domicilio, bien porque era un proceso que tenían pensado previamente a la pandemia, o porque sus preferencias residenciales han cambiado. 

De hecho, durante estos meses de confinamiento la búsqueda de viviendas con exteriores se ha disparado y parece que la población tiene nuevas necesidades y está priorizando más la disposición de jardín o terraza en la vivienda.

Ante esta demanda, desde HelpMyCash han elaborado un artículo para abordar los posibles inconvenientes a la hora de vender una vivienda para adquirir una nueva. Además, ofrecen una serie de consejos para reducir los riesgos de perder la venta y tener éxito en la futura compra.

¿Qué problemas pueden suceder?

Debido al impacto económico generado por la crisis sanitaria del coronavirus, las entidades bancarias analizaran con mayor detenimiento cada situación antes de otorgar un préstamo hipotecario ante el riesgo de impago. "Es posible que acaben rechazando su solicitud si consideran que su perfil no es el más adecuado", subrayan en HelpMyCash y aseguran que es algo que ya está sucediendo. 

Esto puede poner en riesgo la venta de la vivienda y que, finalmente, no tengamos la cantidad de dinero suficiente para cubrir todo o una parte del precio del nuevo piso. Además, "eso nos haría perder también el dinero adelantado para las arras, que suele ser de varios miles de euros", destacan.

Recomendaciones para evitar la pérdida de la compraventa

Para evitar que esto suceda, "es indispensable que pactemos con el comprador y con el vendedor" y reducir así el riesgo de que se cancelen las operaciones. Para ello, hay que dotar de cierto margen de tiempo al potencial comprador para que pueda conseguir el préstamo hipotecario. "Podemos, también, aconsejarle que pida la tasación con antelación. Si sale demasiado baja, el banco le prestará menos dinero, en cuyo caso tendría que valorar si le merecería la pena o no seguir adelante con la compra".

Otra recomendación es que acuda a diversas entidades bancarias para "aumentar sus opciones de éxito" y que prepare de forma correcta todos los documentos para solicitar la financiación. Aunque le otorgues un margen de tiempo, "lo ideal es acordar una fecha límite para que consiga el préstamo que necesita". De esta manera, si no obtiene financiación por parte de ninguna entidad, se puede cancelar el contrato de arras.

Respecto al vendedor de la nueva vivienda, HelpMyCash recomienda que se establezca una negociación para que "nos permita entregar el dinero de la reserva en dos plazos y minimizar el riesgo económico". Si fuera posible, lo ideal sería acordar la opción de recuperar las arras si nuestro comprador no consigue la hipoteca.

¿Qué alternativas hay si no consigo comprador?

En el caso de que le denieguen la hipoteca al potencial comprador, o no encontremos directamente, hay algunas alternativas para poder adquirir una nueva vivienda. Si el piso actual no tiene cargas, "podemos contratar una hipoteca para adquirir el inmueble en el que estemos interesados"

Si ya tenemos una hipoteca con la vivienda actual, se puede solicitar un "préstamo puente" para comprar otra nueva. Según HelpMyCash, "uniríamos la hipoteca nueva y la actual en un solo crédito y el banco nos daría unos años para vender el piso, durante los que se aplicaría una carencia parcial o total". Dicha venta tendría que materializarse antes de que acabe este periodo de tiempo para no tener que pagar unas cuotas muy elevadas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento