Estudiantes que se han manifestado este jueves contra Espacio Europeo de Educación, conocido como el proceso de Bolonia, y  agentes antidisturbios de los Mossos d'Esquadra han protagonizado fuertes enfrentamientos en las Ramblas de Barcelona.

Se han encarado en las Ramblas, donde les esperaba un cordón policial
La marcha, que ha partido a mediodía de la plaça Universitat, ha recorrido pacíficamente varias calles de la capital catalana y, al llegar a las Ramblas, los agentes les han impedido el paso con un fuerte cordón policial.

En ese momento,  varios estudiantes se han encarado a los Mossos. La discusión ha culminado con algunos manifestantes, y también algunos periodistas, heridos leves por golpes de porra. 

Después, la marcha ha regresado al punto de origen y centenares de estudiantes han entrado en la sede central de la Universidad de Barcelona para intentar ocupar el rectorado. Se han instalado en uno de los claustros y algunos han apaleado la puerta del vicerrectorado para intentar derribarla aunque no han podido.

Una gran pancarta

Para ello, han cortado la Gran Via, una de las arterias de la capital catalana. Algunos de los manifestantes han podido acceder a la terraza del edificio, donde han colgado una gran pancarta en la que se podía leer "Aturem Bolonya" (Paremos Bolonia).

En la manifestación, que iba encabezada por una pancarta en la que se podía leer "Ayer licenciados, hoy graduados, mañana precariedad", han participado miles de estudiantes, que han sido convocados por movimientos asamblearios de diversas facultades y por el Sindicat d'Estudiants del Països Catalans (SEPC) .

Los estudiantes consideran que el plan de Bolonia "fomenta la desigualdad y la precariedad educativa" y creen que su puesta en marcha "representa una mercantilización" de los estudios.

Además, también se lamentan de que no se les ha tenido en cuenta a la hora de llevar a cabo esta reforma educativa. Y solicitan que se paralice el proceso y se redefina el modelo universitario público.

Marchas como la de Barcelona también se han llevado a cabo en varias ciudades europeas.