Yacimiento de Iruña-Veleis
Fotografía de archivo tomada el 15/06/06 del arqueólogo Eliseo Gil, en las excavaciones del oppidum de Iruña. EFE/Archivo/D.A

La Comisión científica encargada de investigar el yacimiento de Iruña Veleia (Alava) presentó este miércoles sus conclusiones en las que ponen en duda la autenticidad de los hallazgos y apuntan a una manipulación intencionada de los mismos.

Por ello, la Diputación de Álava anunció la apertura de un expediente de revocación del permiso a la empresa encargada de las excavaciones y se reserva la posibilidad de emprender acciones legales contra sus responsables.

Una "clara falsificación" 

Tras diez meses de investigación, el conjunto de expertos concluyó que los hallazgos epigráficos o grafitos de Iruña Veleia "son falsos" y podrían haber sido manipulados en "época muy reciente". De esta manera, revelan que se trata de una "clara falsificación" donde "las piezas han sido rotas intencionadamente".

El permiso de excavación ha sido revocado por la titular de Cultura

El profesor titular de Arqueología de la UPV, Julio Nuñez, explicó que los procedimientos de excavación llevados a cabo en el yacimiento son "erróneos", se han seguido sistemas de registro "insuficientes" y se han cometido errores interpretativos, por lo que "no resulta posible validar el procedimiento seguido en la excavación". 

Asimismo, detalló que los 'grafitos' "podrían haber sido realizados casi en el tiempo de su aparición". Nuñez detalló que los grabados encontrados incluyen referencias a nombres medievales y formas de vestir ajenas a épocas romanas.

Por su parte, el catedrático de Química Analítica, Juan Manuel Madariaga, detalló que se han encontrado restos de sustancias que se incluyen entre los componentes de los pegamentos instantáneos actuales.