"Detuvieron a mi abuela, la llevaron hasta un hospital, dio a luz y la fusilaron"

Josefina Musulén, junto a una imagen en la que su padre, Antonio, posa con una foto de sus abuelos (20 MINUTOS)
Josefina Musulén, junto a una imagen en la que su padre, Antonio, posa con una foto de sus abuelos (20 MINUTOS)
20 MINUTOS

El 13 de agosto de 1936 la Falange detuvo a Paulino Musulén y a Josefina Tudela. Paulino fue fusilado por pertenecer al sindicato CNT y Josefina, embarazada, "fue conducida al hospital de Gracia de Zaragoza, dio a luz y después corrió la misma suerte que su marido". De dónde está la niña que nació aquella noche poco o nada se sabe.

La pareja tenía un hijo, Antonio Musulén, que se quedó huérfano con 5 años. Logró escapar del destino de sus padres porque se encontraba en casa de su tía abuela en Remolinos pasando unos días.

Así es como cuenta esta dura historia la hija de Antonio, Josefina Musulén, a la que pusieron el nombre en recuerdo de su abuela. Ahora, años más tarde, sigue con la esperanza de saber qué fue de su tía, inquietud con la que su padre ha vivido toda su vida.

Josefina Musulén y su padre conocieron lo sucedido en el año 1978, en una visita a la CNT en Zaragoza donde se encontraron con un amigo de sus abuelos, llamado Ramón, que les relató los hechos.

Seguirán buscando

La familia Musulén no ha parado de buscar a su tía. «Estamos convencidos de que la acogería una familia de la Falange que borró todas sus señas», dice Josefina.

Éste fue uno de los casos que el juez Garzón tenía sobre la mesa cuando decidió iniciar las exhumaciones. Lo presentó la Asociación de la Memoria Histórica de Aragón. El martes, Garzón dejó el caso en manos de los juzgados territoriales.

En su auto, el juez aseguraba que el franquismo arrebató a miles de niños de sus padres para ser adoctrinados en el régimen.

La tía de Josefina pudo ser uno de ellos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento