De izquierda a derecha, el logotipo de Amnistía Internacional, una fosa común del franquismo, el Valle de los Caídos, restos de represaliados por la dictadura y el dictador Francisco Franco
De izquierda a derecha, el logotipo de Amnistía Internacional, imágenes de fosas comunes y el dictador Francisco Franco (AGENCIAS). AGENCIAS

Amnistía Internacional ha publicado el manifiesto 'Para pasar página, primero hay que leerla', al que se han adherido en los últimos cinco días más de 40 juristas de prestigio internacional, en el que pide al Estado español que garantice una investigación efectiva e imparcial sobre las desapariciones forzadas durante la Guerra Civil y el franquismo.

Las firmas que se recojan en el manifiesto serán enviadas a Rodríguez Zapatero

Entre los que ya han firmado el documento (PDF) están José Antonio Martín Pallín, magistrado Emérito del Tribunal Supremo; Hugo Omar Cañón, fiscal general de Buenos Aires; Carlos Iván Degregori, miembro de la Comisión de la Verdad y Reconciliación del Perú; o Roberto Garretón, ex abogado de la Vicaría de Solidaridad durante la dictadura de Pinochet.

Además, la organización ha habilitado en su web un espacio para que cualquier persona se pueda adherir al manifiesto, y todas las firmas que se recojan serán enviadas al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

Una iniciativa que responde a la pasividad judicial

Esta iniciativa, según Amnistía, responde a los acontecimientos de los últimos días -el juez Garzón se desinhibió de la investigación y los jueces que deben continuarla lo ven muy difícil -, en los que ha quedado patente la falta de voluntad de las autoridades para cumplir con la obligación del Estado de investigar posibles crímenes contra la humanidad.

Cuando acaba una investigación, acaba

También denuncia que no existe ningún otro antecedente, excepto España, en que un Estado haya trasladado a las familias de las víctimas las tareas y responsabilidades de abrir fosas, exhumar restos e identificar los cuerpos.

Por otro lado, el Gobierno ha prometido ayudar a los familiares de las víctimas aunque la Justicia cierre el caso. "Cuando acaba una investigación, acaba", ha señalado el ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo. Además, ha indicado que el Ejecutivo seguirá trabajando "por dar buen fin a todo aquel que está intentando rescatar a sus familiares en las fosas" y que quiere "un enterramiento como debe ser".