Las mejores arias de ópera

  • Las listas de los lectores de 20minutos
Plácido Domingo ensaya en València la ópera 'Nabucco'
Plácido Domingo ensaya en València la ópera 'Nabucco'
ENRIQUE PALOMARES/EUROPA PRESS

Un aria, del italiano aria ("aire"), es una pieza musical creada para ser cantada por una voz solista sin coro, habitualmente con acompañamiento orquestal y como parte de una ópera o de una zarzuela. Antiguamente, era cualquier melodía expresiva frecuentemente, aunque no siempre, ejecutada por un cantante.

Un aria es similar al mundo de las suites al ser una pieza de carácter cantable, de movimiento lento, ternaria o binaria y con profusa ornamentación. En todo caso, es una composición teatral o musical de finales del Renacimiento, compuesta para ser ejecutada por un solo intérprete.

Son incontables las famosísimas arias que forman parte de las mejores óperas del mundo, singularmente las de los compositores italianos. Aquí tienes una selección y, al final, las 25 elegidas por la usuaria de 20minutos Favorito, autora de la lista.

  • 1
    Puccini

    Nessun dorma - Turandot de Giacomo Puccini

    Nessun dorma es un aria del acto final de la ópera Turandot, de Giacomo Puccini (1858-1924). Se traduce del italiano como "Nadie duerma".

    Ambientada en la China milenaria, la ópera narra la historia de la cruel princesa Turandot quien, en venganza a una antepasada mancillada, decapita a sus pretendientes si no le responden tres adivinanzas. Un príncipe ignoto (Calaf) se postula respondiéndole los tres enigmas y desafiándola a que sea ella la que averigüe su nombre. Turandot ordena que nadie duerma en Pekín hasta que se sepa el nombre del atrevido pretendiente.

    Es el aria para tenor más famosa de la ópera (la otra es "Non piangere Liú", del primer acto), señalando el clímax musical, puesto que la gran aria de la protagonista ("In questa Reggia") es menos "cantable".
  • 2
    Verdi

    La donna è mobile - Rigoletto de Giuseppe Verdi

    La donna è mobile (La mujer es voluble) es un aria de la ópera Rigoletto de Giuseppe Verdi (1851). Es una de las arias más famosas de la lírica universal, compuesta en el último momento por Giuseppe Verdi ante la exigencia de un tenor que necesitaba un aria de lucimiento en el último acto de Riggoleto. "La donna è mobile" es la canción que el Duque de Mantua (tenor) entona en el tercer y último acto de la ópera. Su texto desarrolla algunos versos de Victor Hugo y en el rey se divierte que él mismo habría extraído del rey Francisco I.

    Es una de las arias de ópera más populares debido a su facilidad de memorización y a su acompañamiento bailable. Se cuenta que Verdi prohibió la difusión hasta el estreno en el teatro La Fenice de Venecia, para preservar el efecto sorpresa.

    Quizás el aria para tenor más célebre del compositor ha sido interpretada por todos los tenores de relevancia desde su estreno, entre ellos: Enrico Caruso, Miguel Fleta, Beniamino Gigli, Jussi Björling, Giuseppe Di Stefano, Franco Corelli, Fritz Wunderlich, Nicolai Gedda, Carlo Bergonzi, Plácido Domingo, Alfredo Kraus, Luciano Pavarotti, José Carreras, Juan Diego Flórez, Andrea Bocelli, Enrique Gil, etc.
  • 3
    Donizetti

    Una furtiva lagrima - L'elisir d'amore de Gaetano Donizetti

    Una furtiva lagrima es una romanza para tenor incluida en la ópera L'elisir d'amore, compuesta por Gaetano Donizetti en 1832. Constituye el aria más célebre de la ópera, y la han interpretado a través de los años tenores de la mas alta talla, como los maestros Plácido Domingo, Enrico Caruso, Alfredo Sadel, Tito Schipa, Beniamino Gigli, Mario Lanza, Luciano Pavarotti,
    Una furtiva lagrima se canta durante la octava escena del segundo acto. El ingenuo Nemorino ha comprado un supuesto elixir de amor a un charlatán, el doctor Dulcamara, convencido de que al ingerirlo podría conquistar el corazón de Adina, una bella y rica terrateniente, pero el ardid parece no causar efecto, además porque el embaucador en vez del supuesto elixir le vendió vino de Burdeos y Adina, por el contrario, anuncia su compromiso con otro pretendiente, el sargento Belcore. Desesperado y con el fin de conseguir dinero para adquirir otra dosis del supuesto elixir, el enamorado se alista como soldado en el regimiento de su rival Belcore. Las muchachas de la villa se enteran de que ha muerto un tío de Nemorino, dejándole una enorme fortuna, por lo que todas empiezan a rodearlo y coquetearle, lo que el ingenuo campesino interpreta como un efecto del elixir.
  • 4
    Leoncavallo

    Vesti la Giubba - Pagliacci de Ruggero Leoncavallo

    Vesti la Giubba (Ponte el traje) es una famosa aria para tenor de la ópera Pagliacci, de Ruggiero Leoncavallo. Vesti la Giubba es el final del primer acto, donde el payaso Canio (Pagliaccio) descubre la infidelidad de su esposa, pero se ha de preparar para un espectáculo que debe continuar.

    La primera función de la obra es de 1892, pero el aria se ha hecho bastante popular y ha salido en diversas películas y series de televisión.

    ¡Actuar! ¡Mientras preso del delirio,
    no sé ya lo que digo
    ni lo que hago!
    Y sin embargo, es necesario... ¡esfuérzate!
    ¡Bah! ¿Acaso eres tú un hombre?
    ¡Eres Payaso!

    Ponte el traje
    y empólvate el rostro.
    La gente paga y aquí quiere reír,
    y si Arlequín te roba a Colombina,
    ¡ríe, Payaso, y todos te aplaudirán!
    Transforma en bromas la congoja y el llanto;
    en una mueca los sollozos y el dolor. ¡Ah!

    ¡Ríe, Payaso,
    sobre tu amor despedazado!
    ¡Ríe del dolor que te envenena el corazón!
  • 5
    Mozart

    La reina de la noche - La flauta mágica de Mozart

    Con sólo dos arias ("O zitt' re nicht" y "Der Hölle Rache"), el papel de La Reina de la Noche requiere de una soprano con espectacular dominio de la coloratura, capaz de generar un Fa5 (considerando el Do3 como el Do central) y muchas notas en picado (stacatto), sobre todo en su aria más famosa Der Hölle Rache kocht in meinem Herzen.

Consulta aquí la lista original.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento