Protesta en defensa de la Educación Especial: "Preocupa que fuercen el paso de nuestros hijos a centros ordinarios"

Concentración en defensa de la Educación Especial ante el Congreso.
Concentración en defensa de la Educación Especial ante el Congreso.
Jorge París

Dos centenares de personas, entre padres, docentes y los propios alumnos con discapacidad intelectual, se han concentrado este martes frente al Congresoen defensa de la Educación Especial. El acto ha servido como protesta contra el proyecto de ley de la reforma educativa que se está tramitando en la Cámara baja.

Convocados por la plataforma Educación Inclusiva Sí, Especial También, los asistentes han desafiado las altas temperaturas de primera hora de la tarde y han exigido la retirada de ciertos apartados de la conocida como Ley Celaá. Disposiciones que, aseguran, "vulneran gravemente los derechos de las personas con necesidades educativas especiales". 

"Nos encontramos profundamente preocupados por la intención de algunos partidos de forzar el tránsito de nuestros hijos a centros ordinarios, sin tener en cuenta el bien superior del menor", ha afirmado Roberto Chinchilla, actor de la película Campeones y encargado de leer el manifiesto. "Los colegios de Educación Especial son una vía legítima para la inclusión. Son centros específicos y especializados que dan una respuesta personalizada y que garantizan los apoyos necesarios a cada niño, cada niña y cada joven", ha continuado. 

La ministra Isabel Celaá ha negado en varias ocasiones que su intención sea cerrar los centros de Educación Especial, pero tras reunirse el 26 de mayo con ella, los responsables de la plataforma se reafirmaron en su rechazo a la reforma. Lejos de salir más tranquilos del encuentro, estas familias concluyeron que el objetivo es convertir los colegios especializados en meros centros de apoyo a los ordinarios y que no se garantiza su supervivencia ni su capacidad de atender al mismo número de alumnos. 

Estos progenitores critican que no haya un plan de viabilidad para dotar a las escuelas ordinarias de los recursos necesarios para asistir a estudiantes con discapacidad, así como que las Administraciones educativas vayan a poder "cambiar de una modalidad a otra a un alumno con necesidades educativas especiales, en contra de la opinión de los padres e incluso en contra de la opinión del propio alumno". 

La plataforma llamó entonces a los afectados a trasladar la protesta a la calle de una forma cívica y con la concentración de este martes han dado continuidad a las realizadas el 17 de junio en Valladolid y León. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento