Celaá vuelve a rectificar: permitirá "flexibilizar" los 20 alumnos por clase y deja ir sin mascarilla hasta los 12 años

La ministra de Educación, Isabel Celaá.
La ministra de Educación, Isabel Celaá.
EFE/ Ballesteros

El objetivo continúa siendo priorizar la enseñanza presencial "en condiciones de seguridad" frente al coronavirus y mantener la distancia interpersonal de 1,5 metros sigue siendo obligatorio en términos generales, pero los ministerios de Sanidad y de Educación han presentado este martes una nueva guía con recomendaciones para el próximo año académico que introduce cambios respecto a la que se conoció hace dos semanas.

La modificación más importante pasa por permitir a las consejerías "flexibilizar" el máximo de alumnos que podrán conformar los denominados grupos burbuja, "siempre que la autoridad sanitaria de la comunidad lo autorice". El Gobierno había establecido que dicho número no superase los veinte, pero varios Ejecutivos autonómicos se opusieron. 

"En Primaria, con la distancia de 1,5 metros era factible hacer grupos de 23 alumnos pero este borrador los reduce a 15 y como máximo 20. Ese máximo por aula es letal para una vuelta normal al curso", sentenció por ejemplo el madrileño Enrique Ossorio. La ministra Isabel Celaá explicó entonces que se trataba de un borrador al que esperaban incorporar las propuestas de las comunidades y ahora desde su departamento apuntan que, tras esas aportaciones, se ha ultimado la guía.

El nuevo documento recomienda los grupos estables de convivencia preferentemente hasta 2º de Primaria, pero las escuelas podrán optar por esa alternativa en todos los cursos de dicho ciclo. Esas clases, cuyos integrantes interactuarán sin tener que mantener la distancia de seguridad, estaban establecidas hasta 4º en el borrador. 

Al ampliarse los niveles en los que pueden crearse esas "agrupaciones convivenciales" cambia también el uso de las mascarillas, que se aconseja que sean de tipo higiénico y, siempre que sea posible, reutilizables. Para los menores de seis años continuará sin ser obligatoria y hasta los doce -en vez de hasta los diez- tampoco, siempre que estén dentro del grupo. Cuando se salgan de él deberán llevarla puesta si no pueden mantenerse a 1,5 metros del resto. 

En Secundaria dicha protección será necesaria siempre que no se pueda cumplir con la distancia de seguridad. A partir de los seis años será igualmente imprescindible en el transporte escolar. Y en el caso de los profesores, los tutores de Infantil y Primaria podrán prescindir de la mascarilla cuando se encuentren dentro de su burbuja.

El texto final mantiene las sugerencias de priorizar las actividades al aire libre, escalonar las entradas y salidas y las horas de recreo o diseñar otras medidas organizativas para evitar aglomeraciones y reducir al máximo el número de desplazamientos de grupos de alumnos por el centro. Asimismo cada colegio dispondrá de un protocolo de limpieza que se corresponda a sus características pero que sí deberá incluir la desinfección al menos una vez al día de las instalaciones (y al menos tres en el caso de los aseos); una ventilación frecuente, de al menos cinco minutos, al inicio de la jornada, al finalizar y entre clases, y cuando las condiciones meteorológicas y el edificio lo permitan, mantener las ventanas abiertas el mayor tiempo posible .

"El documento ofrece un marco común que puede ser adaptado en cada comunidad e implementado según la realidad de cada centro educativo y de su contexto local", afirman desde Educación y alertan de que las medidas se irán actualizando "cuando sea necesario", en función de cómo evolucione la situación epidemiológica.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento