El Gobierno no estudia ahora reactivar la alarma pero advierte de que es el único instrumento para restringir movimientos

Rueda de prensa del Consejo de Ministros
Rueda de prensa del Consejo de Ministros
EFE/J.J. Guillén

El Gobierno no tiene de momento sobre la mesa la reactivación del estado de alarma, a pesar de los brotes de coronavirus que se están sucediendo en los últimos días por todo el país, pero si la situación se agrava cree que sería el instrumento más eficaz para restringir los movimientos, a pesar de que en sendos acuerdos con Ciudadanos y ERC Pedro Sánchez se comprometió a buscar alternativas. Cuando se trata de limitar derechos fundamentales de las personas el marco jurídico más garantista se llama decreto de alarma", ha precisado. "No hay ningún sustituto del decreto de alarma", ha dicho este martes la portavoz, María Jesús Montero.

En todo caso, el Gobierno no está todavía en esta situación. A pesar de los brotes actuales, Montero ha asegurado que el Ejecutivo "no estudia ni en el medio ni largo plazo" tal posibilidad y ha asegurado que los nuevos contagios están dentro de lo previsible y están "controlados". No obstante, tal y como contempla el decreto de 'nueva normalidad', Montero ha asegurado que ante una situación grave "activaría todos los mecanismos a su alcance".

"No tememos en mente la activación del estado de alarma, pero sí hemos dicho que si la situación sanitaria del país cambia de forma importante, grave, por circunstancias que no están en estos momentos, activaría todos los mecanismos a su alcance para evitar la propagación del virus", ha dicho Montero.

"No hay nada que temer en estos momentos, el sistema sanitario está preparado para hacer la cuarentena si es necesario y tenemos magníficas condiciones apra realizar este trazado y par las personas que vengan de fuera", ha intentado tranquilizar Montero, también en alusión al turismo, que acaba de reactivarse con la reapertura de las fronteras. 

La vicepresidenta primera, Carmen Calvo, ha indicado este martes en una entrevista en Espejo Público  que si la situación empeora "la alarma se puede volver a declarar en una parte del territorio" ya que es la única medida para evitar los desplazamientos de los ciudadanos. Montero ha matizado para aclarar que no es algo que se plantee a "medio y largo plazo" pero que si al final hay que restringir movimientos en grandes núcleos de población o de manera generalizada, el instrumento más adecuado es el estado de alarma.

Pese a que el Gobierno se comprometió a modificar la Ley de Salud Pública y otras leyes necesarias para evitar el estado de alarma, Montero ha afirmado este martes que "el Gobierno siempre ha tenido claro que las reformas legislativas son limitadas". "Cuando se trata de limitar derechos fundamentales de las personas el marco jurídico más garantista se llama decreto de alarma", ha precisado. "No hay ningún sustituto del decreto de alarma".

Fuentes del Gobierno insisten en que, efectivamente, las leyes sanitarias actuales no son suficientes para restringir una libertad pública como es la de movimientos. En el pasado, por ejemplo, el Gobierno catalán decretó el confinamiento en Igualada, algo que en todo caso necesitó autorización judicial. Sin embargo, las fuentes no contemplan que pudiera darse este mismo caso, por ejemplo, si fuera necesario volver a confinar a toda una ciudad como Madrid. 

El Ejecutivo sostiene de momento que las comunidades autónomas son las competentes para atajar los brotes que se están registrando y que el sistema sanitario, sobre todo la atención primaria, está preparada para detectar contagios y trazar contactos. Sin embargo, si la situación se agravara, el Gobierno cree que una restricción mayor de movimientos debería pasar por la aprobación del Congreso e ahí el único instrumento jurídico que considera eficaz  es el estado de alarma.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento