Clase de preparación al parto
Clase de preparación al parto ARCHIVO

La Consejería de Salud va a poner en marcha un nuevo servicio de telematrona que se va a desarrolar en un total de 70 municipios andaluces. El proyecto se enmarca en su estrategia de Humanización del Parto, según ha anunciado hoy la consejera María Jesús Montero.

En su comparecencia ante la comisión parlamentaria de Salud, Montero ha explicado que se trata de un programa informático que acercará los talleres de preparación al parto a aquellas mujeres embarazadas que residen en zonas alejadas de los centros donde se imparten estos cursos.

El programa, que según han explicado fuentes de Salud se pondrá en marcha a través de la red de centros Guadalinfo de acceso a Internet, comenzará a pilotarse en el primer trimestre de 2009 en las comarcas de la Axarquía (Málaga), Alpujarras (Granada) y Valle de los Pedroches (Córdoba). Será una herramienta interactiva, en la que las mujeres podrán plantear y resolver sus dudas.

La mujer decide

Al explicar el nivel de implantación del Programa de Humanización al Parto de Andalucía, la consejera ha señalado que todos los hospitales públicos andaluces estarán desarrollando dicho programa el próximo año y que actualmente son un total de 20 centros que siguen las directrices marcadas por esta nueva forma de atención perinatal en la que prima el proceso natural del parto sobre la tecnificación alcanzada en los últimos años.

Contar con habitaciones individuales o la compañía de la pareja son otras prácticas del programa

Las líneas de acción se completan con la aplicación de buenas prácticas ya identificadas, tales como la adecuación de habitaciones individuales, el acompañamiento de la pareja durante el momento del parto, la posibilidad de elegir la postura más cómoda para la madre tanto durante las contracciones como en el parto, la opción de elegir analgesia no farmacológica o el contacto piel con piel entre el recién nacido y la madre desde el momento del nacimiento.

Asimismo, los centros trabajan por erradicar las prácticas clínicas rutinarias no imprescindibles tales como la episotomía, rasurado, aplicación de enema, o separación de la madre y el bebé o promocionar los beneficios de la leche materna.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE TU CIUDAD