Miedo, inseguridad y protestas por el "paripé" de tests en Barajas: "No toman la temperatura, solo un cuestionario"

Pasajeros en Barajas
Pasajeros en Barajas
Jorge París

El Aeropuerto de Adolfo Suárez-Madrid Barajas volvió el domingo a recibir a turistas de los otros 25 países del espacio Schengen. Sin embargo, aún no hay mucho movimiento en las terminales. Si bien es cierto que no parece ya un lugar abandonado, las pocas colas que hay apenas recuerdan a la antigua normalidad. La diferencia ahora es que están situadas dentro del área de llegadas. 

Ayer al mediodía, por ejemplo, los turistas tenían que esperar más de media hora nada más aterrizar para salir del aeropuerto. El motivo, el protocolo de seguridad que el Gobierno central ha impuesto para la entrada de personas después de más de 100 días de estado de alarma por la alerta pandémica del coronavirus y que consta de tres partes: control de temperatura, un cuestionario y un control visual. El mismo es, según varias administraciones locales y autonómicas, a todas luces, "insuficiente" porque, además, no se cumple para todos los viajeros, según denunciaron varios a 20minutos.

A Alí, que venía de Doha, Qatar, sí le hicieron las pruebas pertinentes, aunque se quejaba por la tardanza. "He estado más de media hora esperando", repetía. Por contra, otros viajeros se quejaban por no haber sido objeto de ningún tipo de protocolo. "Yo me siento incómodo volviendo a la normalidad así de repente", decía uno de ellos. Esa "falsa sensación de seguridad" o, incluso, "inseguridad", se completaba cuando veían cómo las compañías no han tenido dudas en fletar los aviones al 100% "con la excusa de que hay pocas frecuencias".

"Es un poco un paripé", decía un turista que venía de Gran Canaria, que, como otro procedente de Tenerife, aseguraba haber tenido "miedo" por volar así. Además, solo a uno de los tres le hicieron rellenar un formulario con preguntas como si tenía síntomas o si había estado en contacto con algún contagiado por coronavirus.

El domingo, los ministros de Sanidad y Fomento, Salvador Illa y José Luis Ábalos, defendieron el protocolo desde Barajas. "Está aprobado por la Agencia Europea de Seguridad Aérea y bajo la supervisión del Centro Europeo de Prevención de Enfermedades", dijo entonces este último.

Por su parte, la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid volvieron ayer a alzar la voz para protestar por lo que, consideran, supone volver al punto de partida. "Nos parece que se están cometiendo los mismos errores de cuando el aeropuerto de Barajas fue el coladero principal del coronavirus", expuso el vicepresidente Ignacio Aguado. "Una vez que los turistas ya están en la terminal no hay ningún medio para prevenir que haya rebrote o contagio", denunció el alcalde, José luis Martínez-Almeida.

"Si ahora me dieran a elegir, no viajaría ni me metería en un avión"

Jesús, viajero procedente de A Coruña.
Jesús, viajero procedente de A Coruña.
Jorge Paris

Jesús tuvo que viajar ayer por trabajo, pero si no llega a tener motivos laborales, dice que preferiría no haberlo hecho porque "no se puede volver a la normalidad así". Denuncia que no le realizaron ninguna toma de temperatura y que solo vigilaron que mantuviera la distancia de seguridad con otros pasajeros, aunque dentro del avión fue "imposible" porque iba ocupado en su totalidad.

"Hay colas inmensas, pero parece un paripé, no sé si las medidas serán útiles"

José, viajero procedente de Gran Canaria.
José, viajero procedente de Gran Canaria.
Jorge Paris

José, que viajó ayer de Gran Canaria a Madrid, tachaba de "paripé" el protocolo a seguir. Él solo vio cómo le tomaban la temperatura a turistas extranjeros, lo que le daba la sensación de vivir en una "falsa sensación de seguridad". Según decía, a él la compañía le mandó un cuestionario que luego ni le pidieron en el avión: "No sé si todo esto será útil porque, además, los aviones van llenos".

"No nos tomaron ningún tipo de medición, solo nos hicieron un cuestionario"

Agustín, viajero procedente de Tenerife.
Agustín, viajero procedente de Tenerife.
Jorge Paris

De no ser porque tiene que trabajar, Agustín hubiera optado por no viajar todavía a Madrid. La compañía con la que volaba le dio a él y a su pareja una mascarilla pero, aseguró, no les hicieron "ningún tipo de medición", sino que simplemente les dieron un formulario preguntándoles si habían estado en contacto con algún enfermo de coronavirus o si habían tenido síntomas.

"He tardado más de media hora en pasar el control, pero yo sí vengo seguro"

Alí, viajero procedente de Doha.
Alí, viajero procedente de Doha.
Jorge Paris

Alí es uno de los viajeros de vuelos procedentes de países extranjeros que sí pasaron por las manos de los operadores. Contaba que le abrieron la maleta y le tomaron la temperatura, lo que ve "muy bien" porque le hace tener una sensación de "seguridad". Eso sí, se queja de la espera: tardó más de media hora en poder salir del aeropuerto después de aterrizar por los controles.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento