Ruta por las playas salvajes de España: paisajes espectaculares y poca masificación

Como la gran mayoría de las playas del archipiélago, Benijo también es volcánica y por eso tiene una arena negra que en un primer momento puede sorprender. Tiene un carácter salvaje, está alejada de los grandes centros urbanos y permite contemplar unos atardeceres increíbles. Para no perdérsela.
Playa de Benijo, Tenerife. 
Wikimedia Commons/Luis Javier García Morales

Las playas salvajes son aquellas zonas de costa, menos conocidas y poco masificadas, en las que no ha llegado el urbanismo y en las que se pueden encontrar bonitos paisajes naturales. 

Aunque en España la mayor parte de las playas donde se realiza turismo vacacional están urbanizadas y presentan mucha masificación, sobre todo, en los meses de julio y agosto, también se pueden encontrar playas salvajes y con naturaleza en estado puro. 

10 playas salvajes en España

En primer lugar, la playa de Las Conchas, en La Graciosa, es un ejemplo de estas playas salvajes en las Islas Canarias. En ella, merece la pena prescindir de ciertos servios para poder gozar de un paisaje natural alejado de la urbanización. 

También en las islas, la playa de Benijo, en Tenerife, es una buena opción para disfrutar de una zona virgen y salvaje. Está cerca del pueblo de Taganana, al que pertenece. Es de arena volcánica, típico en la isla, y tiene poca presencia de turistas. 

Siguiendo por las islas, pero esta vez en las Baleares, la cala Macarelleta, en Menorca, es otra de las playas salvajes que, además, cuenta con un agua azul y cristalina, así como una arena blanca y fina. A modo paradisiaco se encuentra en el mismo lugar la cala Macarella

En medio de la naturaleza y con ninguna urbanización se encuentra la playa de Rodas, en las famosas Islas Cíes. Es una de las playas de mayor extensión de esta zona y su belleza se debe también a la arena blanca y las aguas claras típicas en las islas.

Ver esta publicación en Instagram

💎 [ t r e a s u r e ] 💎

Una publicación compartida de José Berrocoso (@joseberrocoso) el

En el sur, la playa de Bolonia, en Cádiz, es otro ejemplo de playa virgen. Pertenece al término de Tarifa, y se ubica frente a la ciudad de Tánger. or su localización y vientos es un buen sitio para practicar windsurf, surf o vela, entre otros deportes. 

La playa de los Muertos está situada en Almería, concretamente, en Carboneras. Es una playa poco transitada por turistas, ya que es de difícil acceso desde donde se deja el coche hasta la playa en sí. Sin embargo, merece la pena llegar hasta allí para contemplar otro de los paraísos costeros españoles sin urbanizar. 

La playa El Torres está en Alicante, en el municipio de Villajoyosa. En esta zona, donde parece que todas las playas están masificadas, se encuentra esta playa de no más de 500 metros de longitud que tiene un aspecto virgen, aunque dispone de chiringuito, pasarelas y duchas, al contrario que otras playas salvajes. 

La cala Estreta, en Girnona, es una de las playas de Cataluña que presentan todas las ventajas de una zona natural, poco masificada y con mucho encanto y preciosos paisajes. 

Ver esta publicación en Instagram

Bon dia, Buenos dias, Good morning, Bon jour...

Una publicación compartida de Carlos (@poljord) el

La Playa de Gavieiro, también conocida como Playa del Silencio, se encuentra en Asturias, en una zona sin urbanizar y a la que no se puede acceder con coche, ya que el último tramo hay que hacerlo a pie. Al igual que otras, no tiene chiringuitos o duchas, pero merece la pena renunciar a ello solo por disfrutar de otro pequeño paraíso natural. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento