Nueva normalidad en las piscinas: ¿qué se puede hacer y qué no?

Piscina municipal donde se desarrollarán algunas de las escuelas deportivas municipales de verano
Piscina municipal.
Ayuntamiento de Tomares

Este domingo 21 de junio ha finalizado la última prórroga del estado de alarma a nivel nacional decretado por el ejecutivo central y toda la población ha entrado en la esperada "nueva normalidad". Los Gobiernos autonómicos son los que han decidido qué medidas adoptar en materia de salud pública para hacer frente a la pandemia del coronavirus en esta nueva etapa. 

En este sentido, los diferentes territorios ya han procedido a establecer las condiciones necesarias para la reapertura de piscinas con la llegada del verano. ¿Cuáles son las principales recomendaciones? ¿Qué medidas básicas de seguridad se deben implantar para evitar posibles rebrotes? 

El Ministerio de Sanidad publicó hace unas semanas un protocolo con las medidas necesarias de prevención e higiene para la apertura de la actividad de las piscinas entre las que se encuentra la limitación del aforo, la desinfección de espacios y materiales o la implementación de perímetros de seguridad. 

Limitación de aforo y control de accesos

El documento con las recomendaciones para la apertura de la actividad en las piscinas tras la crisis del COVID-19 ha sido consensuado con las Comunidades Autónomas y el sector específico que regula este tipo de instalaciones. Una de las principales recomendaciones es la limitación del aforo para asegurar una distancia mínima de, al menos, dos metros entre personas. Esta limitación se llevará a cabo en las zonas comunes y en espacios cerrados como los vestuarios.

Además, "se propone como medida restrictiva de aforo al menos doblar la superficie por persona en los espacios al aire libre y triplicarla en los espacios cubiertos", indica el documento. Para ello, se colocarán distintivos y marcas para marcar la distancia de seguridad y será el socorrista o el personal encargado por el gestor, "el responsable de supervisar el número de bañistas en cada uno de los vasos y restringir los accesos a los mismos y de acuerdo con la legislación vigente en cada Comunidad Autónoma". 

Medidas básicas de higiene

El riesgo de transmisión de este nuevo coronavirus está asociado a la interacción entre personas y por eso es muy importante el distanciamiento social, el refuerzo del lavado de manos y de la higiene respiratoria por parte de todos los usuarios y trabajadores en las piscinas. Las personas vulnerables también podrán utilizar estas instalaciones siempre que su condición clínica lo permita. 

Para cumplir con estas medidas, el documento señala como recomendación la instalación de sistemas para la desinfección de manos en las entradas, así como un sistema de limpieza y desinfección de calzado o el uso de uno exclusivo a la hora de entrar en las piscinas. 

Por otro lado, se recomienda utilizar una bolsa de plástico para material desechable y depositarla en un cubo de basura al salir de la piscina. Se fomentará el pago con tarjeta de crédito y se recordará a todos los usuarios que mantengan buenas prácticas como ducharse antes de entrar en la piscina o abandonarla ante cualquier síntoma.

Distancia física de seguridad de dos metros

Respecto a las zonas comunes de estas instalaciones, se establece la obligación de garantizar una distribución espacial de dos metros entre los usuarios que deberá estar señalizada. Además, los objetos personales como la toalla, mochilas o calzado deberán permanecer dentro del perímetro de seguridad establecido. 

Las autoridades competentes podrán valorar la posibilidad de prohibir el uso de tumbonas o hamacas para evitar posibles contagios. De la misma manera, se considerará la vuelta progresiva de los cursos, clases colectivas y actividades acuáticas dependiendo de cada región. 

Protocolos de limpieza y desinfección

Las instalaciones tienen que disponer de un protocolo de limpieza y desinfección específico de acuerdo a las recomendaciones de las autoridades sanitarias y en función de las características de la instalación. Para ello, uno de los aspectos más importantes es la ventilación de los espacios cerrados ya que el hacinamiento es un factor que puede favorecer la transmisión del virus. Así, la ventilación diaria tiene que incrementarse y ser continuada en zonas como los baños o vestuarios.

Por otro lado, las zonas de estancia y de tránsito de bañistas tienen que limpiarse y desinfectarse, al menos, dos veces al día con especial atención a espacios frecuentados como taquillas, baños, duchas o vestuarios. También se debe limpiar y desinfectar el mobiliario utilizado por los usuarios como las sillas o mesas y extremar las medidas de higiene en superficies de contacto como pomos de puertas, barandillas o duchas.

¿Qué medidas se están implementando en las comunidades?

La Comunidad de Madrid publicó este sábado 20 de junio una orden para establecer las medidas en la región en esta "nueva normalidad". Respecto al uso de piscinas recreativas (privadas y municipales), la normativa destaca una limitación del aforo máximo al 50% hasta nueva orden, mientras que las piscinas deportivas (privadas y municipales) tendrán un aforo del 75%. A partir del 6 de julio no habrá límite de aforo, pero se deberá mantener en las zonas comunes de estancia de usuarios una distancia mínima de seguridad de 1,5 metros.

La apertura de piscinas gestionadas por la comunidad se realizará el próximo 1 de julio. Se deberán respetar, en todo caso, las medidas de seguridad e higiene establecidas. 

El Gobierno de Cantabria también ha publicado una orden de la Consejería de Sanidad con las medidas a adoptar en materia de sanidad en esta "nueva normalidad". Así, se permite la apertura al público de piscinas recreativas, incluidas las de uso colectivo en urbanizaciones, con un aforo máximo del 75% de la capacidad de la instalación, siempre que se respete la distancia mínima de 1,5 metros. Si no es así, se deberá reducir el aforo máximo. 

Respecto a las piscinas de uso deportivo, no es necesario solicitar cita previa y el aforo se mantendrá también al 75%. La actividad deportiva se puede realizar en grupos de hasta 30 personas, siempre que sea sin contacto físico y se mantenga la distancia de seguridad. En otras comunidades como Navarra también se han implementado medidas de aforo del 75% en las piscinas recreativas. 

El Gobierno de Andalucía ha publicado una orden a través de la Consejería de Salud y Familias en la que establece, entre otras medidas, las condiciones de seguridad e higiene en piscinas de uso público. Además de exhaustivos protocolos de limpieza y desinfección de espacios y zonas de contacto, se mantendrá una distancia interpersonal de 1,5 metros y el aforo máximo permitido será también del 75%.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento