Hamelín, la localidad alemana que en la fábula de los hermanos Grimm fue liberada de una plaga de ratas por un flautista, ha sido en la realidad invadida por estos roedores.

La presencia de estos desagradables animales se ha multiplicado de manera explosiva en los últimos tiempos debido a un vertedero próximo a unos jardines, han informado las autoridades locales.

Las autoridades no pueden echar veneno en los jardines para acabar con la plaga
Una urbanización cercana ha sido literalmente tomada por las ratas, pero las autoridades
no pueden echar veneno en los jardines para acabar con la plaga porque la propiedad de los terrenos no está del todo aclarada. No obstante, han instalado trampas en todo el perímetro.
 

Según la leyenda documentada por los hermanos Grimm, Hamelín estaba infestada de ratas en el año 1284. Un desconocido consiguió liberarla de la desgracia sacando a las ratas de sus escondites con una melodía que tocaba en su flauta y guiándolas a las aguas del río Weser, donde murieron ahogadas.

Sin embargo, sus habitantes se negaron a pagarle y él encantó a los niños del lugar con su música y se los llevó a una cueva desde la que nunca más volvieron.