Pekín, Gütersloh, Bilbao... los rebrotes del coronavirus provocan dudas a tres días de entrar en la 'nueva normalidad'

El gobierno chino sigue intentando controlar como sea el repunte de casos en Pekín, por eso, ha cerrado parte de la ciudad, hay casi 100.000 personas han sido confinadas en los alrededores del mercado de donde parten los nuevos casos. Hay una treintena de nuevos contagios, se han cerrado colegios y se han suspendido más de mil vuelos.
El gobierno chino sigue intentando controlar como sea el repunte de casos en Pekín, por eso, ha cerrado parte de la ciudad.
ROMAN PILIPEY / EFE

Después de más de tres meses con medidas de confinamiento y restricciones a la movilidad debido a la crisis sanitaria del coronavirus, los españoles tenían señalado en rojo en el calendario el próximo domingo 21 de junio, día en el que finaliza el estado de alarma decretado por el Gobierno a mediados de marzo para dar comienzo a lo que se ha denominado 'nueva normalidad'. Ese día ya se podrán viajar sin restricciones por el territorio nacional y se reabrirán las fronteras con los países del espacio Schengen. 

Sin embargo, las dudas pueden comenzar a surgir entre los ciudadanos debido a las novedades que llegan sobre el virus tanto de otros países como de regiones que forman parte de la geografía española. Cuando comenzaba a reinar la tranquilidad en nuestros hogares y todo parecía controlado, países como China o Alemania, que se han puesto como ejemplos de buenas prácticas en la gestión de la pandemia, han sufrido duros reveses en forma de rebrotes que incluso han llegado a provocar, en el caso del país asiático, la adopción de medidas de aislamiento a la población de Pekín. 

Cierre parcial en China

En la capital china, el nuevo foco de contagios se ha originado en un mercado mayorista en el distrito suroeste de Fengtai, que ha motivado el cierre parcial de la capital y la escalada hasta el nivel dos de la alerta sanitaria. Las autoridades han ya 159 contagios desde el pasado fin de semana, provocando el cierre de colegios, la vuelta al confinamiento en algunos distritos, la cancelación de vuelos, la restricción de movimientos del transporte público e, incluso, el cese momentáneo de las importaciones de salmón, después de que algunos medios alertaran de que el virus podía haber sido localizado en una de las pescaderías del mercado de Xinfadi.

Más de 650 positivos en una empresa cárnica de Alemania

En Alemania, por su parte, se ha producido un rebrote masivo entre los trabajadores de un matadero en la ciudad alemana de Gütersloh, en el oeste del país, que ha superado ya los 650 positivos, lo que ha desatado de nuevo la alarma y ha llevado al distrito a decretar el cierre de escuelas y guarderías. 

La empresa cárnica ha apuntado que el posible origen del brote esté en que algunos de los trabajadores del este de Europa han viajado a sus países de origen recientemente y han podido contraer el virus, que además se transmite con facilidad en entornos refrigerados, según los estudios científicos. Estas circunstancias unidas a la dificultad para cumplir las medidas de seguridad e higiene debido a las precarias condiciones laborales y de las instalaciones comunes donde se alojan han contribuido a la expansión del patógeno.

Este incidente preocupa especialmente porque no es el primer brote que ocurre en el país germano en plantas de productos cárnicos en los últimos tiempos. A primeros de mayo, una planta en la localidad de Coesfeld (oeste del país) cerró tras detectar 129 casos entre trabajadores y familiares, mientras que en otro matadero de Baden-Württemberg se computaron 450 en unas instalaciones con 1.100 trabajadores.

También han quedado este jueves en cuarentena los cerca de 700 habitantes de un bloque de viviendas de Gotinga, en el estado federado de Baja Sajonia, tras ser verificados unos 100 contagios. La medida fue adoptada por considerarse que entre los habitantes de la totalidad del bloque hay una alta probabilidad de infección por contacto directo con sus vecinos.

Con ello, la tasa de contagios en la última semana en esa ciudad se sitúa en 44,86 por 100.000 habitantes; es decir, rozando los 50 por 100.000 habitantes, tope a partir del cual se considera deben establecerse parámetros especiales.

Este brote sigue al detectado esta semana en siete bloques de viviendas del popular distrito berlinés de Neukölln, donde quedaron en cuarentena 370 hogares. 

"Miramos con mucho interés a Pekín"

Estos incidentes aún por controlar se siguen con mucha atención en España, como ha reconocido el director del Centro de Coordinación de Emergencias y Alertas Sanitarias, Fernando Simón. “Miramos con mucho interés lo que pueda suceder en Pekín, ya que consiguieron controlar la epidemia y llevaban muchas semanas sin ningún caso y con un control muy estricto de los viajeros que pudieran introducirlo, pero también porque es un reflejo de lo que podría pasar en cualquier otro país", ha declarado. 

De momento, los últimos brotes registrados en España, como los detectados en dos hospitales de Basurto (Bilbao) y Txagorritxu (Vitoria), con más de medio centenar de contagiados y tres fallecidos, han sido controlados, al igual que los dos últimos, ambos en Valladolid, en dos residencias privadas -con 18 positivos- y en el hospital Río Hortega, con tres sanitarios y tres pacientes afectados. También se encuentran controlados los focos detectados en las residencias de mayores de Binéfar (Huesca) a finales de mayo. Las últimas novedades, no obstante, han llegado desde Algeciras (Cádiz), donde la Policía Local, con apoyo de la Policía Nacional, mantiene aislado un hostal de esta localidad tras detectar un brote entre sus huéspedes, uno de los cuales ha fallecido.  

Las últimas cifras aportadas por Sanidad han señalado la existencia de 141 nuevos contagios, el doble que el pasado martes, detectados en su mayor parte en Madrid (65), Castilla y León (24) y Cataluña (23). En Asturias, Baleares, Canarias y País Vasco, además de Ceuta y Melilla, no se han registrado nuevas infecciones y en las demás comunidades no se han superado las 6 que han contabilizado Castilla-La Mancha y Navarra.

Pero el indicador más fiable para los expertos es el de los contagios confirmados con inicio de síntomas en los últimos 7 días, que han sido 117 menos que los reflejados este martes, un total de 154, de los que 46 han sido confirmados en Madrid y 43 en Cataluña.

Preocupa el repunte de Lombardía

En España preocupa igualmente la situación de Italia. El país transalpino ha comunicado 43 muertos y 329 nuevos contagios en las últimas cifras que ha hecho públicas. Los 329 nuevos positivos suponen un repunte pero lo más graves es que alrededor del 73 % de estos casos se ha registrado en la región de Lombardía, la más afectada por la COVID-19.  

Actualmente en Italia hay 23.925 enfermos con coronavirus, de los que la gran mayoría (20.649) se encuentran aislados en sus domicilios con síntomas leves o sin ellos, 3.113 hospitalizados y 163 en cuidados intensivos. El número total de personas infectadas asciende en Italia a 237.828 desde que se decretó la emergencia, el pasado 21 de febrero, con el primer caso de contagio local.

Italia inició el confinamiento el pasado 9 de marzo y el 4 de mayo comenzó la desescalada. El pasado lunes empezó la fase 3, con la apertura de cines y teatros, uno de los pocos sectores que seguían suspendidos, así como los parques y campamentos para niños, aunque se retrasaron al 25 de junio los deportes en grupo y al 14 de julio las discotecas.

 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento