El jefe militar de ETA Garikoitz Aspiazu, Txeroki, tiene 22 causas pendientes, como autor material o como inductor, en los seis juzgados centrales de instrucción de la Audiencia Nacional que llevan aparejada la prisión provisional y la correspondiente orden europea de detención y entrega (OED), por lo que la Fiscalía está estudiando con Francia si puede ser entregado de forma temporal a España para ser juzgado por todas estas causas.

Es razonable pensar que todos los atentados han sido ordenados por él

Los procedimientos que tiene abiertos a partir de 2004 son por inducir a la comisión de atentados como jefe de los comandos de ETA porque, según fuentes de la investigación, "es razonable pensar que todos los atentados" tras la ruptura de la tregua "han sido ordenados por él":

  • La causa más grave que tiene como inductor es el atentado de Capbreton , que está siendo investigado en Francia por haber ocurrido en territorio de su jurisdicción, pero por el que también tiene abierta una causa el juzgado central de instrucción número 3, del que es responsable Fernando Grande-Marlaska. En relación con esta causa, la Fiscalía ha remitido a la juez antiterrorista Laurence Levert el testimonio de dos etarras del 'comando Nafarroa' detenidos a finales del pasado octubre, que sitúan a Azpiazu en el atentado de Capbreton como autor de los disparos que acabaron con la vida de los agentes Raúl Centeno y Fernando Trapero, en diciembre de 2007.
  • También destaca la causa en la que el juez Santiago Pedraz investiga el atentado de la T-4 en el aeropuerto de Barajas, el 30 de diciembre de 2006, que supuso la ruptura real del alto el fuego decretado en marzo de ese mismo año y que acabó con la vida de dos ciudadanos ecuatorianos.
  • El juzgado de Pedraz, el Central de Instrucción número 1, también tiene imputado a Txeroki como partícipe en la colocación de una bomba-lapa en febrero de 2002 en el vehículo del diputado del PSOE y entonces dirigente de las juventudes socialistas vascas, Eduardo Madina, que perdió una pierna en la explosión.
  • En ese mismo juzgado, una causa por la colocación de artefactos en gasolineras de Madrid, en diciembre de 2004, otra por una explosión en Amorebieta (Vizcaya), el 1 de diciembre de 2001 y otra por la colocación de un coche-bomba en Bilbao en 2002.
  • En el Juzgado Central de Instrucción número 2, del que es titular Ismael Moreno, cuenta con cinco causas: el envío de tres paquetes-bomba el 17 de enero de 2002 al director de Radio Nacional de España en Bilbao, al presidente del grupo Correo y a la delegada de Antena 3 en Vizcaya cuando formaba parte del "comando K-Olaia".
  • Moreno también le acusa del intento de asesinato de la teniente de alcalde de Portugalete (Vizcaya), Esther Cabezudo, y le considera responsable de la actividad del 'comando Donosti' o 'Urederra', desarticulado a finales de marzo de 2007 y que entre sus planes tenía asesinar a Fernando Savater.
  • En el juzgado de Grande-Marlaska, el central tres, además del atentado de Capbreton, Aspiazu tiene pendiente la causa abierta a raíz de la explosión de una bomba en un hotel de Denia en 2005, hechos por los que recientemente ha sido condenado el jefe del 'comando Urederra', José Ángel Lerín a 17 años de cárcel, así como la colocación de un artefacto en la bolsa de Bilbao en 2002.
  • El Juzgado central número 4, del que es titular Fernando Andreu, reclama a Txeroki por haber ordenado al 'comando Ezkaurre' el atentado contra un patrulla de la Ertzaintza, el 14 de septiembre de 2003 en el Alto de Herrera (Álava), en el que dos ertzainas resultaron heridos y un etarra, Arkaitz Otazua, falleció.
  • También le acusa de haber encargado a los integrantes de la llamada "caravana de la muerte" el traslado de una furgoneta cargada de explosivos (506 kilos de cloratita y 30 de dinamita Titadyne) para cometer un atentado en la capital días antes de que se produjera el del 11-M, acción que pudo ser impedida al ser interceptado el vehículo en Cañaveras (Cuenca) el 19 de febrero de 2004.
  • La tercera causa que tiene en este juzgado se refiere a la colocación de artefactos explosivos en La Coruña y Santiago de Compostela el 28 de agosto de 2004.
  • Baltasar Garzón, titular del juzgado número cinco, le tiene imputado en cuatro causas: por planear un atentado contra el Rey durante la Semana Santa de 2004 en Palma de Mallorca y por ordenar al denominado 'comando Larrano' -compuesto por Aritz Aginzoniz, Saioa Sánchez y Eneko Zurrabeitia, "Sorgin"- atentar en Cantabria.
  • También le acusa de las acciones atribuidas al 'comando Vizcaya' desarticulado este verano, liderado por Arkaitz Goikoetxea, y de haber ordenado al etarra Iker Aguirre Bernadal que viajara desde Francia para atentar en Valencia con motivo de la Copa América de vela.
  • En el juzgado central número 6, del que ahora se encarga Eloy Velasco, Aspiazu tiene la primera causa que se le abrió en 2000 por colaborar con el 'comando Ituren' y la colocación de una bomba trampa en Bilbao en noviembre de 2001.