La calle Sagasta se convierte en calle de prioridad peatonal y tráfico a 20 km/hora máximo

La calle Sagasta de Logroño se convierte desde hoy en una calle de prioridad peatonal y tráfico rodado con una velocidad máxima de 20 kilómetros por hora. El Ayuntamiento ultima a lo largo de esta jornada la señalización, con pintura de varios colores en el suelo, para materializar esta modificación.
dig
dig
EUROPA PRESS

El concejal de Desarrollo Urbano Sostenible, Jaime Caballero, ha explicado este miércoles las actuaciones realizadas con motivo de la estrategia "Logroño Calles Abiertas" en la calle Sagasta, "una forma de adaptar la movilidad y el espacio urbano ante la emergencia sanitaria".

De este modo, la calle Sagasta se convierte en una calle de prioridad peatonal, una actuación "ligera y rápida sobre asfalto que recuerda a los conductores que tienen que ir más despacio con una simbología que invita a las personas a ocupar esa calzada y a apropiarse de ella para caminar como espacio adicional a las aceras".

Debido a que el Puente de Piedra se encuentra en estos momentos cerrado al tráfico rodado y de peatones por las obras de remodelación, el acceso al Centro Histórico por el barrio de El Campillo se realiza mayoritariamente por el Puente de Hierro, por tanto "se ha optado por un diseño que se pudiera realizar sin cortar esta vía para facilitar en lo posible el tránsito a la ciudad", ha dicho Jaime Caballero.

Así, ha señalado que "las pinturas azules y blancas no tienen ninguna simbología, a diferencia de otras intervenciones como en la calle Fundición, significan el espacio ganado a la acera y la suma de los espacios peatonales para tratar de ralentizar la velocidad de los coches a una velocidad máxima de 20 por hora".

Logroño declaró a finales del mes de mayo la emergencia para la realización de actuaciones encaminadas a respetar las medidas de distanciamiento interpersonal en la movilidad "a través de acciones de urbanismo táctico ligeras, rápidas y baratas".

Una serie de actuaciones, como ha apuntado el edil de Desarrollo Urbano, "basadas en pintura, balizamiento y mobiliario urbano; una medida rápida de ejecutar cuyo objetivo es ganar espacio público de calidad para las personas".

"Logroño Calles Abiertas" adapta la movilidad y el espacio público ante la emergencia sanitaria. Las primeras calles han sido Gonzalo de Berceo, República Argentina, Sagasta, Siete Infantes de Lara, Fundición, Guardia Civil, en estos momentos se actúa el entorno de Madre de Dios y en Vara de Rey.

Por el momento, en la calle Sagasta se ha optado por la intervención más sencilla, solamente con pintura orientativa, con semicírculos en azul y en blanco, sobre todo para "recordar a los conductores la limitación de velocidad en esta vía".

En este sentido, Jaime Caballero ha defendido que, en cada una de las calles en las que se ha venido aplicando el plan 'Calles Abiertas', "se ha ido adaptando la señalización a la vía, porque no es lo mismo una calle como República Argentina o Vara de Rey, que Sagasta o la intervención en una zona pacificada como Madre de Dios".

En el caso de la polémica en la calle Fundición, ha recordado que cada pintura corresponde a una señalización peatonal en la calzada, a la suma de zona peatonal en calzada y acera o a la zona de tráfico rodado. Y sobre los trabajos en Vara de Rey, ha dicho que esta semana finalizará la primera fase de la adaptación.

CÓMO SE ESTÁ INTERVINIENDO EN LOGROÑO.

En línea general, el concejal ha señalado que "la movilidad hay que pensarla en todas las escalas: calles, barrios y estrategias para el conjunto de la ciudad, y considerando actuaciones temporales, provisionales y permanentes".

La urgencia exige "intervenir con medidas de coste bajo y reversibles, en algunos casos utilizando soluciones creativas para enfrentarnos a esta nueva situación".

Ha sumado que "las intervenciones ligeras pueden modificarse después si fuera necesario, pero ahora permiten una adaptación rápida sin renunciar a la calidad estancial y ambiental, con mobiliario, vegetación y diseños atractivos". "Habrá que ir viendo los resultados", ha dicho Caballero, de cara incluso a que las medidas ahora adoptadas permanezcan en el tiempo.

Por último, ha incidido el concejal en que "el alivio del confinamiento traerá de vuelta un mayor uso del automóvil, pero deberá tener menos protagonismo y racionalizar su uso para cumplir con los objetivos generales de seguridad vial, calidad de aire, contaminación acústica y cambio climático".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento