Consultorio de Coaching: "Tengo 30 años, se me da bien la venta, pero con mi edad no voy a estar fija y eso me frustra"

Una vendedora en un comercio.
Una vendedora en un comercio.
20minutos

Cada semana 20minutos pone en marcha un consultorio de coaching. Nuestra experta, Magda Barceló, responde a cuestiones que tiene que ver con la formación, pero no solo se trata de la formación académica, sino de tener las habilidades necesarias para, precisamente, abordar con éxito las situaciones que la vida nos depara en todos los ámbitos: laboral, emocional, personal, familiar...

Para plantear tu duda escribe un correo electrónico a consultoriocoaching@20minutos.es. Mira aquí las respuestas de esta semana.

Curriculum de la NASA

PREGUNTA Tengo conocimientos, habilidades y aptitudes, nunca me ha costado encontrar trabajo, pero siempre tengo esta sensación de que no soy lo suficientemente buena por no tener una carrera.

Sé que no la necesito en este momento, pero me agobio al buscar trabajo porque todos los CV parecen sacados de la NASA y lo que te piden las empresas, ¡buf!, ni te lo imaginas. Me encantaría ver una oferta que primara las aptitudes, las habilidades y los conocimientos.

¿Cómo puedo eliminar esa falsa creencia que tengo de la carrera?, y ¿cómo puedo transmitir mis habilidades a una empresa?

RESPUESTA DE LA EXPERTA Tienes la creencia de que no eres suficientemente buena por no tener una carrera. Te animo a ahondar en esa creencia. ¿Qué significa ser “suficientemente buena”? ¿Comparada con quién? ¿Para qué trabajo? ¿Estás segura de que eso es cierto? ¿Puedes estar absolutamente segura?

Si respondes que no la última pregunta te animo a darle la vuelta a esa creencia. ¿Qué puede ser más verdad que lo que crees? Por ejemplo que: eres más buena que las personas que tienen una carrera. Tal vez estés más curtida, has estado más años trabajando y tienes más experiencia.

Otra forma de darle la vuelta sería considerar que: eres tan buena como las personas que tienen carrera. Ni más, ni menos. Igual. Se me ocurre una tercera afirmación: no eres ni mejor, ni peor, eres simplemente única. Si sientes que alguna de las tres afirmaciones es más verdad que la primera, simplemente sustitúyela.

Una forma de aprender a transmitir bien tus habilidades es conectando precisamente con tu unicidad. Te invito a entrar en contacto con las cualidades que te hacen una persona única. Para hacerlo, pregúntales a personas que te conozcan bien y a personas que hayan trabajado contigo: ¿Cuáles son tus puntos fuertes? ¿Qué les aportas que nadie más lo hace? ¿Cómo te ven si continúas a desarrollar todo tu potencial? Escucha, toma nota y empieza a buscar trabajo con estas verdades en ti.

Métodos diferentes, jefes diferentes...

PREGUNTA Tengo 30 años y llevo de trabajo en trabajo desde los 18, siempre he trabajado en comercio y me encanta. Solo una vez he estado fija y me tuve que ir de ese sitio porque no me contrataban como me merecía, ya que mi puesto era mayor de lo que tenía contratado.

También estuve un par de años seguidos trabajando en algo no relacionado con el comercio, pero al ser continuamente contratos temporales (bajas, vacaciones, días libres...) me cansé de esperar y cuando no me llamaron encontré trabajo en otro sitio diferente.

Estoy cansada de estar yendo y viniendo, conociendo gente nueva cada dos por tres, métodos de trabajo diferentes, jefes diferentes, sitios diferentes... se me da muy bien la venta y soy muy responsable pero veo que con mi edad no voy a estar fija en ningún lado y eso me frustra e inquieta.

Me gustaría saber si hay alguna manera de canalizar todo eso y de poder mirar al futuro sin tanta frustración.

RESPUESTA DE LA EXPERTA Recibo tu frustración por los cambios de trabajo y las condiciones de los mismos. Está claro que no quieres más de lo mismo, pero si te centras en lo que no quieres difícilmente encontrarás aquello que deseas. Así que te pregunto: ¿Qué quieres?

Para encontrar aquello que queremos en el mundo, primero es necesario crearlo en nuestro interior. Imagina el trabajo ideal, no te preocupes de saber si es posible o no. Dices que con tu edad no vas a estar fija en ningún lado. Esta es una falsa creencia que tienes que desterrar de tu ser.

Si quieres estar fija en un trabajo incorpora este deseo a tu visión. Imagina sin limitaciones, imagina a lo grande. Horarios, compañeros, tareas, sueldo, sector, etcétera. Date varios días para crear esa visión. Tal vez te atraiga la idea de crear un mural con imágenes que representan aquello que deseas y mantenerlo a la vista.

Cuando tengas claro lo que quieres, te invito a considerar tus fortalezas, realizando el ejercicio de la consulta anterior. Como afirmas en tu correo, cuentas con una fuerte capacidad comercial, lo que es un activo valioso.

Al mismo tiempo que preguntas por tus fortalezas a tu círculo de contactos, compárteles tu visión, es decir aquello que estás buscando. Cuando tengas claras tus fortalezas empieza a practicar comunicar a tu entorno y más allá –mientras buscas trabajo–, tu unicidad y el trabajo que quieres. En el proceso, ten paciencia, confía y, sobre todo, no sueltes tu visión.

Miedo a la vuelta

PREGUNTA A partir del 29 de junio regreso a mi trabajo de forma presencial. Tengo a mis órdenes a 8 personas. El ambiente es bueno, pero mi preocupación viene porque no estoy nada seguro con este retorno, sufro ansiedad por pensar que me pueden contagiar.

El caso es que, digamos, no puedo fallar, tengo que ir sí o sí para coordinar los nuevos trabajos que van a llegar. Sé que se va a guardar la distancia de seguridad y que habrá mascarillas, pero pese a todo estoy bastante inquieto. No sé cómo gestionar esto.

RESPUESTA DE LA EXPERTA Es común sentir ansiedad ante la reincorporación al trabajo después de lo vivido y con las circunstancias actuales. A modo de preparación, le recomiendo que se imagine a si mismo en ese primer día. Imagíneselo con todo tipo de detalles. Se levanta por la mañana, se asea, desayuna, va al trabajo, sube por el ascensor y entra por la puerta.

Imagínese a sus compañeros, lo que se dicen, como se relacionan entre ustedes. Continúe con este ejercicio, hasta que haya imaginado toda la jornada. Imagínese aquello que quiera que ocurra. Imagine también aquello que hace, si de pronto se pone nervioso. Al visitar esta experiencia con su imaginación está entrenando a su cerebro y a todo su ser para afrontar mejor este día.

Le animo a compartir su preocupación –en la medida y forma en que se sienta cómodo– con las personas con las que trabaja. Compartir la vulnerabilidad es una característica de los líderes, lo que no significa ceder a ella. Al explicar cómo se siente está construyendo realidad compartida. Tal vez esto invite a las personas de su equipo a compartir también cómo se sienten. Seguro que usted no es el único que está nervioso o lo ha estado al volver al trabajo.

Es importante darse tiempo para esta adaptación. Esto significa ser paciente consigo mismo, darse espacio para sentir, manteniéndose receptivo sin forzarse a actuar con falsa naturalidad.

Por último, tenga en cuenta que según los últimos datos, en España, los casos de covid-19 se están gestionando sin mayores incidencias. Esto significa que en caso de contagiarnos en los hospitales existen profesionales, equipos y medios para tratarnos y curarnos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento