Todo sobre la dexametasona: ¿para qué se usa, qué propiedades tiene y por qué se vinculó a Sergio Ramos en 2017?

Imagen de una caja de dexametasona inyectable.
Imagen de una caja de dexametasona inyectable.
melvil / WIKIPEDIA
Imagen de una caja de dexametasona inyectable.
melvil / WIKIPEDIA

Un estudio de la Universidad de Oxford ha publicado un estudio en el que parece haber encontrado un fármaco efectivo contra el coronavirus, más concretamente para aquellos pacientes graves con problemas respiratorios.

Se trata de la dexametasona, un medicamento bastante común en los centros sanitarios, cuyo precio ronda los cinco euros, y que ha funcionado de manera efectiva reduciendo hasta en un tercio la mortalidad entre pacientes que requieren respiración asistida, y en un quinto entre los que necesitan que se les suministre oxígeno. 

El epidemíologo Fernando Simón ha valorado positivamente este descubrimiento señalando que "sí que parece que los resultados son buenos", sin embargo llama a la prudencia ya que en ciencia, un solo estudio no "suele ser suficiente".

¿Qué es exactamente la dexametasona?

La dexametasona es un corticosteroide, es decir, es similar a una hormona natural producida por las glándulas suprarrenales, tiene efectos antiinflamatorios, analgésicos y antialérgicos, y suprime el sistema inmune. Además, alivia la inflamación, hinchazón, calor, enrojecimiento y dolor.

¿Cuál es su uso habitual? 

Se usa en enfermedades como el asma, o para paliar algunos de los efectos secundarios de la quimioterapia en enfermos de cáncer. Es también un medicamento usado tras cirugías como la dental. Además, también se aplica para tratar diferentes tipos de artritis, infecciones en la piel, la sangre, el riñón o los ojos. 

¿Tiene efectos secundarios?

La dexametasona no es un fármaco que provoque especialmente efectos secundarios, pero según la persona a la que se le aplique, puede padecer vómitos, mareos, problemas de visión, ansiedad o inflamación de la cara, piernas o tobillos. 

Por otro lado, estar medicado bajo este fármaco provoca que los pacientes que lo consumen son más susceptibles de contraer otras enfermedades infecciosas. Esto puede derivar algunas veces en infecciones causadas por gérmenes, que raramente causan infección en circunstancias normales, llamadas infecciones oportunistas. Por lo que mientras se está bajo este tratamiento se recomienda alejarse de personas que padezcan o hayan padecido alguna enfermedad de este tipo, especialmente si se trata de varicela, tuberculosis o sarampión. 

¿Cómo se toman y cuál es su nombre comercial?

Respecto al tratamiento habitual cuando un médico receta este fármaco, la dexametasona se presenta en forma de comprimidos de 4 mg, 8 mg, 20 mg y 40 mg. Se toma normalmente a dosis de 0,5 a 10 mg al día, dependiendo de la enfermedad que esté siendo tratada. Las marcas comerciales que lo fabrican y comercializan son cuatro: Decadron, Dexone, Dexameth y Hexadrol. 

Sergio Ramos y la dexametasona

Esta sustancia es utilizada en el mundo del fútbol para tratar ciertas lesiones, como explicó Zigor Moltavo, responsable de la Unidad de Control de Rendimiento del Centro de Medicina del Deporte de la AEPSAD, a Marca: "Es un corticoide como muchos otros de la familia que es muy amplia, este es de los que más se usa en el mundo del fútbol. Lo habitual es que se le infiltre glococorticoide con anestésico. Lo que está claro es que no tiene un efecto positivo en el rendimiento vía intraarticular".

Sin embargo, fue protagonista en 2018 tras la filtración de Football Leaks que afirmaba que el jugador del Real Madrid, Sergio Ramos, dio positivo en el control antidopaje en esta sustancia en la final de Champions de 2017.

Este fármaco tiene efectos similares a las hormonas esteroides si se utiliza sin padecer ninguna enfermedad, y por ello no está permitida en el reglamento del fútbol. Sin embargo, su uso está muy extendido en la élite por medio de filtraciones para frenar dolores, ya que se contemplan algunas excepciones: debe ser comunicado con anterioridad, debe haber prescripción médica y solo puede ser aplicado por vía intraarticular. Si se ingiere oralmente, de forma intravenosa o intramuscular si supone una infracción por dopaje. 

Tras abrir una investigación, Ramos adjuntó un informe médico de su club y explicó que había sido tratado con este fármaco el día anterior de manera intraarticular, pero que no lo comunicaron por un "error humano". La UEFA y la unidad antidopaje dieron por bueno este argumento y se cerró el caso.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento