Alessandro Lequio busca consuelo apoyándose en su hija pequeña, Ginevra

Alessandro Lequio, paseando por Madrid.
Alessandro Lequio, paseando por Madrid.
GAA / GTRES

Al contrario que Ana Obregón, que se ha refugiado en su casa y apenas si se deja ver en público, como demostró en el aniversario de sus padres, su expareja, Alessandro Lecquio ya ha regresado a su trabajo en El programa de Ana Rosa, como si de alguna forma con la rutina pudiese sentirse menos centrado en el dolor.

La muerte de su hijo Álex ha sido un golpe durísimo para el italiano (que recientemente, además, sufrió otro, al enterarse de que Borja, el hermano pequeño de María Palacios, su mujer, padece una enfermedad grave), que está intentando refugiarse donde puede.

Que falleciese a los 27 años el empresario, ha hecho que el aristócrata se vuelque aún más con su actual familia, intentando estar entero para que la onda de tristeza no persiga la vida de sus allegados. Y, sobre todo, de la pequeña Ginevra.

Su primogénito, Clemente Lorenzo, fruto de su relación con Antonia Dell'Atte, es suficientemente adulto como para poder lidiar con ello, pero su hija, que este 2020 cumplirá 4 años (nació el 17 de agosto de 2016), aún es demasiado joven para entender la pena que asola a su padre.

Ella está siendo su consuelo y su apoyo, como se puede ver en las imágenes del colaborador televisivo paseando con su ojito derecho por los alrededores de la casa, siempre de la mano. Visten de forma primaveral: él con camisa azul y pantalones blancos y ella con un vestidito celeste.

Alessandro Lequio y su hija Ginevra.
Alessandro Lequio y su hija Ginevra.
GAA / GTRES

Aunque con el gesto serio y apesadumbrado, nadie duda de que quien fuera una "pequeña criminal" para su hermano Aless (que la llamaba así cariñosamente) está ayudando a su padre, quien sigue acudiendo a visitar con asiduidad a Ana Obregón, sabedor de que él tiene la suerte de estar con su esposa y su hija, pero la presentadora y actriz está desconsolada.

Probablemente se pongan dentro de poco tiempo manos a la obra ambos padres para crear cuanto antes la fundación benéfica que lleve el nombre de Aless y que les haga honrar su memoria ayudando a otras personas que estén pasando por lo mismo que él pasó.

Alessandro Lequio, paseando por Madrid con su hija Ginevra.
Alessandro Lequio, paseando por Madrid con su hija Ginevra.
GAA / GTRES
Mostrar comentarios

Códigos Descuento