Unas monjas con hospedería y restaurante para costear todos los gastos del convento

  • Las religiosas de clausura de la orden Comendadoras de Santiago, de Granada, sirven comida casera en el claustro a 10 euros el menú.
  • Incluso tienen una página web.
  • CONSULTA AQUí MÁS NOTICIAS DE GRANADA
Son las propias monjas de clausura las que atienden el restaurante.
Son las propias monjas de clausura las que atienden el restaurante.
20MINUTOS.ES

Los donativos ya no son suficientes para mantener el patrimonio de la Iglesia y las congregaciones tienen que buscar ingresos alternativos para sufragar los gastos de conventos inmensos en los ya sólo viven media docena de religiosos ancianos.

Algo parecido les ha pasado a las Comendadoras de Santiago de Granada. Estas monjas de clausura, que en su momento vivieron en una comunidad de más de cincuenta personas, ahora son dueñas de un convento antiguo que necesita reformas continúas y en el que sólo hay 20 religiosas (17 de ellas de India).

Atendemos nosotras mismas en el claustro

La necesidad y las ganas de trabajar en algo más que en bordar en oro y hacer dulces en Navidad ha llevado a estas monjas a montar una hospedería y un restaurante en el que ofrecen comida casera. "Atendemos nosotras mismas en el claustro, en un salón preparado con capacidad para 75 personas", comenta Sor María José, responsable de la hospedería.

El menú, compuesto por dos platos, postre, café y bebidas (refrescos, agua o cerveza) cuesta diez euros, y debe elegirse unos días antes. Arroz caldoso, pollo, conejo, sopa de picadillo, paella, albóndigas... y postres caseros conforman la variedad de las comidas. El único inconveniente es que sólo atienden a grupos de más de 15 personas y con reserva previa.

Una web

Las religiosas, además, han transformado la residencia de estudiantes que antes regentaban en una hospedería, "porque las niñas quería llegar a altas horas de la madrugada, los novios... mucho lío", comentan. El hotel tiene capacidad para 50 personas. Estos dos negocios sirven para sufragar los gastos de un edificio "que siempre está en obras, no paramos", reconocen las religiosas.

El marketing en su página www.comendadorasdesantiago.e.telefonica.net ha funcionado. "Trabajamos mucho, pero gracias a Dios la cosa no va mal", dicen.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE GRANADA

Mostrar comentarios

Códigos Descuento