Sanidad recurrirá la condena por imponer la obligación de trabajar Jueves y Viernes Santo como laborables

La Gerencia Regional de Salud ha anunciado que recurrirá la sentencia del Juzgado 1 de lo Contencioso-Administrativo de Valladolid que ha dado la razón a la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) y condenado a Sacyl "por haber vulnerado al derecho a la negociación colectiva al imponer sin negociación la obligación de trabajar el Jueves Santo y Viernes Santo como días laborables".

La Administración sanitaria, a través de un comunicado recogido por Europa Press, entiende que la resolución fue correcta y adecuada a la situación del momento, que se hizo acorde a las disposiciones recogidas en el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el Estado de Alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, "y lo más importante: que se compensó económicamente y en términos de máximos a sus profesionales".

Así, añade en su respuesta que el 2 de abril de 2020 el máximo responsable de la Gerencia Regional de Salud dictó una resolución modificando el calendario laboral para trabajar los días 9 y 10 de abril, declaración que obedeció a la necesidad de disponer del máximo número posible de profesionales al coincidir esas fechas festivas con el pico de la pandemia.

De hecho, la Administración apunta que se comprometió a abonar esos días como festivo y a devolver otro día a todos los profesionales que hubieran trabajado, a pesar de lo cual CESM impugnó la resolución.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento