Azcón destaca la "lección impagable" del "héroe" Sanz Briz al salvar 5.000 judíos de los nazis en Budapest

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, ha destacado la "lección impagable" del diplomático zaragozano, Ángel Sanz Briz, quien con su actitud "heroica" salvó la vida a 5.000 judíos de los nazis durante su misión en la delegación española en la embajada de Estados Unidos en Budapest.
Azcón destaca la "lección impagable" del "héroe" Sanz Briz al salvar 5.000 judíos de los nazis en Budapest
El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón en el homenaje a Ángel Sanz Briz
@DaniMarcosFoto / Daniel marcos Pina

Azcón ha explicado que la lección impagable del conocido como "Ángel de Budapest" es que enseña y apela a ser mejores personas y a rebatir con firmeza a los que inspiren, defiendan o impongan el totalitarismo o los genocidios.

El alcalde ha participado, en el cementerio de Torrero, en una ofrenda floral en la tumba de Ángel Sanz Briz, con motivo del 40 aniversario de su muerte y dentro de los actos de homenaje del "Año Sanz Briz", a la que también ha asistido el comisario de esta especial conmemoración, Miguel Ángel Pallarés, y representantes de la Asociación Sefarad

Azcón ha dicho que es un acto extraordinariamente importante porque tiene una especial sensibilidad, sentido de la justicia y cariño con el que está hecho.

"No puede haber ocasión más perfecta para que la palabra héroe recupere todo su valor potencial y su significado", ha subrayado Azcón porque al salvar la vida de más de 5.000 judíos en la "peor barbarie del holocausto es una heroicidad que debe ser recordada como un acto de grandeza y valentía que nos reconcilia con la naturaleza del ser humano"

"Es una obligación moral que la memoria de este zaragozano ilustre permanezca siempre viva porque es una llama que nos alumbra para encontrar el comportamiento adecuado en los momentos más débiles y duros".

VALENTÍA

Jorge Azcón ha relatado que lo que hizo Sanz Briz fue "actuar en conciencia frente al mal y tomar partido por la razón y la humanidad protegiendo a las victimas inocentes de un régimen e ideología criminales sin reparar en su propia seguridad ni conveniencia".

Para el alcalde de Zaragoza es "fundamental" que se le recuerde "junto a quienes no miraron para otro lado, actuaron con valentía arriesgando su propia vida para hacer prevalecer en su conducta el principio de humanidad ante el sufrimiento de los perseguidos".

En su alocución, Azcón ha detallado que Sanz Briz es uno de los siete españoles nombrados "Justos entre las naciones", además de tener el reconocimiento de Israel a los "gentiles que ayudaron a los judíos perseguidos por el nazismo".

Ha mostrado su satisfacción por honrar, como merece, a San Briz, uno de los "mayores héroes" que Zaragoza tiene la fortuna de contar. "Su recuerdo nos debe dotar de fuerza y aliento para trabajar sin descanso para que jamás se vuelva a sufrir una derrota tan brutal para la humanidad como el holocausto".

Al respecto ha asegurado lo siguiente: "Mi compromiso es mantener activo este recuerdo como la voz de los que trabajan por mantener la memoria colectiva y el horror que causaron los criminales y la respuesta modélica de quienes les combatieron y quienes defienden la democracia y los derechos humanos porque, así, atendemos el mandato que se autoimpusieron los supervivientes del holocausto de contar el horror vivido, tanto para perseguir a los culpables como para evitar que estas atrocidades vuelvan a repetirse".

HERMANAMIENTO

El comisario del 'Año Sanz Briz', el profesor Miguel Ángel Pallarés, ha leído una carta de la familia que no ha podido acudir por la pandemia y ha trasladado la adhesión del exembajador en Budapest, José Ángel López, que es un gran admirador de la figura de San Briz y quien instó a que se nombrara una de las avenidas de la capital de Hungría con su nombre y se pusiera la placa en la actual embajada de España en Budapest.

Pallarés ha trasladado la intención de que se hermanen las ciudades de Zaragoza y Budapest como legado del "Año Sanz Briz" a lo que Azcón ha respondido que sería una magnífica noticia y sería una forma de honrar la figura del "Ángel de Budapest".

El comisario ha señalado que la figura de Sanz Briz "no está debidamente reconocida" y ha confiado en que este homenaje, además de recuperar el trabajo de este diplomático, "tiene que ser un elemento para aprender".

Ha dado lectura a la carta remitida por los hijos del diplomático, en la que han recordado la figura de su padre y sus avatares, cuando con 33 años, como encargado de negocios en la delegación Española en Budapest, llegó a una ciudad culta que pasó a ser un "infierno" con la persecución y exterminio de los judíos: "Nuestro padre logró salvar a más de 5.000 judíos en una empresa en la que se jugó su propia vida".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento