El Congreso da luz verde al ingreso mínimo vital sin un solo voto en contra

  • El PP termina votando a favor y Vox se abstiene aunque critica que la medida "llama a gritos a la inmigración ilegal".
  • El Gobierno defiende que la nueva prestación "nos hace un país un poco mejor".
El vicepresidente Iglesias y el ministro Escrivá, en el Congreso.
El vicepresidente Iglesias y el ministro Escrivá, en el Congreso.
EP
El ministro Escrivá y el vicepresidente Iglesia en el Congreso.

El ingreso mínimo vital, aprobado hace un par de semanas en forma de decreto por el Gobierno, ya es una realidad definitiva. Este miércoles, el Congreso de los Diputados aprobó la convalidación de la nueva ayuda, y lo hizo como en contadas ocasiones: sin ningún voto en contra. Además de la izquierda y los nacionalistas periféricos, el PP votó a favor de la prestación, mientras Vox se abstuvo, si bien este consenso no fue óbice para que se produjera otro debate crispado en la Cámara Baja.

Un total de 297 de los 350 diputados del Congreso (los de PSOE, PP, Unidas Podemos, ERC, JxCat, Cs, PNV, EH Bildu, Más País y las formaciones regionalistas y nacionalistas minoritarias) votaron a favor de convalidar el decreto del ingreso mínimo vital, y solo los 52 parlamentarios de Vox se abstuvieron criticando que la medida fuera definitiva y no meramente temporal. 

Esta abstención de Vox se produjo pese a sus duras críticas a una medida que, según aseguró el partido, generará un "efecto llamada" para inmigrantes irregulares que quieran cobrar la ayuda, pese a que la medida impide expresamente que se conceda la prestación a quienes no lleven al menos un año residiendo de forma legal en España. El ingreso "llama a gritos a la inmigración ilegal", afirmó la diputada de Vox María de la Cabeza Ruiz,  que no obstante aseguró que Vox no votaría en contra "porque los compatriotas necesitan la ayuda"

El PP, por su parte, mantuvo la incógnita sobre el sentido de su voto hasta apenas unas horas antes de la propia votación. Su apoyo al ingreso mínimo, no obstante, vino acompañado de una reivindicación: la de que las rentas mínimas fueron en realidad un invento del PP, ya que fueron las comunidades autónomas donde gobiernan los conservadores quienes primero implantaron ayudas similares al ingreso mínimo vital. 

Tanto los populares como Cs solicitaron (con éxito, ya que finalmente su petición se aprobó) que el decreto del ingreso mínimo se tramitara como proyecto de ley, con la intención de añadir lo que consideran que falta, como una vinculación expresa de la ayuda a la búsqueda activa de empleo (el Gobierno está definiendo aún los itinerarios de inclusión en el mercado laboral de los perceptores).

"Un país un poco mejor"

Los encargados de defender la convalidación del decreto por parte del Gobierno fueron el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, y el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, que han liderado el diseño del ingreso mínimo vital. La medida, según sostuvo el propio Escrivá, "nos hace un país un poco mejor", ya que ataca "un problema estructural de pobreza" que tiene España, por el cual el número de personas sin recursos crece en épocas de crisis mientras "no remite en época de bonanza".

"No debe entenderse tanto como una política dirigida a grupos concretos sino como un seguro colectivo que rescata a las personas que sufran carencias materiales severas y les empuje hacia la integración social", sostuvo el ministro de Seguridad Social, que aseguró además que el coste para las arcas públicas de la medida es "perfectamente asumible".

Por su parte, el vicepresidente Iglesias calificó la prestación como "la mejor vacuna" frente a "los discursos del odio" y el "clima de crispación", y felicito al PP por haber "rectificado" y haber dado su apoyo al ingreso mínimo. "Ojalá siga caminando en esta dirección, hacia los consensos europeos", celebró Iglesias, que por el contrario criticó que Vox haya calificado de "paguita" en algunas ocasiones una ayuda que, sostuvo, es "de pura justicia social".

"La medida es la que tiene la mayor capacidad redistributiva de las que se han aprobado en los últimos años en nuestro país", sostuvo igualmente el vicepresidente, que además puso el foco en el problema de "pobreza infantil" que el ingreso mínimo contribuirá a paliar. "Tenemos la triste desgracia de ser medalla de plata en tasa de pobreza infantil", y el Estado debe "garantizar que todos los niños, independientemente de su origen económico, tienen las mismas oportunidades", planteó.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento