El Gobierno acaba con el veto reforzado a los anuncios de apuestas a unas horas de que comience la Liga

Garzón propone a Ciudadanos sentarse a negociar unos Presupuestos y asegura que
El ministro de Consumo, Alberto Garzón, en el Congreso.
CONGRESO

Los operadores de apuestas y las empresas de juego podrán volver a anunciarse desde este jueves sin las duras restricciones impuestas por el Gobierno durante el estado de alarma. Así lo establece el decreto con el que el Ejecutivo ha diseñado la llamada "nueva normalidad", que deroga, por ejemplo, la prohibición de realizar publicidad de apuestas salvo en la franja horaria de entre la 1 y las 5 de la mañana.

El decreto, aprobado el martes y publicado este miércoles en el BOE, deroga las restricciones excepcionales aprobadas a finales de marzo para todo el territorio español y desde ya, a diferencia de otras medidas, que comenzarán a aplicarse en los territorios que superen la fase 3 del desconfinamiento. Además de restringir la publicidad de apuestas a esa franja horaria, el Ministerio de Consumo vetó en marzo los anuncios que, "de forma implícita o expresa", hicieran referencia al confinamiento o el coronavirus para incentivar el juego.

Asimismo, las casas de apuestas podrán volver a realizar promociones dirigidas a la captación de nuevos clientes o a fidelizar a los que ya tengan a través del regalo de ciertas cantidades de dinero en forma de bonos para apostar. También se recupera la opción de ofrecer bonificaciones, descuentos, regalos de apuestas o partidas o multiplicadores de cuotas o premios a los jugadores, asimismo prohibidos durante el confinamiento.

El levantamiento de las restricciones llega a apenas unas horas de que se reanude la Liga de fútbol profesional, que volverá a jugarse a partir de este jueves con la celebración del derbi sevillano Sevilla-Betis. El Ministerio de Consumo considera que las restricciones especiales dictadas durante la alarma ya no están justificadas debido a que el confinamiento se ha relajado y, en consecuencia, el incremento de los riesgos para los jugadores ya no existe.

Y es que esa fue, precisamente, la justificación que ofreció Consumo cuando endureció los requisitos para la publicidad del juego durante el estado de alarma: la necesidad de proteger a las personas con problemas con el juego durante el confinamiento. Fuentes del ministerio explicaron entonces que, pese a la suspensión de los eventos deportivos por la crisis del coronavirus, no se había reducido el número de apuestas.

La regulación definitiva tardará unos meses

El pasado febrero, Consumo presentó el contenido del decreto que debe servir para regular la publicidad de las casas de apuestas online, las que están bajo la batuta del Estado, ya que las competencias sobre los locales físicos pertenecen a las comunidades. En dicho decreto, el Gobierno quiere prohibir la publicidad de las apuestas salvo de 1 a 5 de la mañana, pero con la importante excepción de los eventos deportivos que comiencen más allá de las 20.00 horas.

Dicho decreto también restringirá los contenidos que pueden mostrarse en los anuncios de apuestas y prohibirá que en ellos participen personajes famosos o de relevancia pública. En los anuncios no podrá darse a entender que el juego es la solución a problemas económicos, ni tampoco podrán emitirse anuncios en los que el jugador aparezca en una posición de superioridad moral con respecto a los que no juegan, que ofrezcan préstamos para jugar o que sugieran que la habilidad en un determinado juego es un factor que elimina el riesgo de perder dinero que provoca el azar.

La idea inicial del ministerio que lidera Alberto Garzón era que este decreto estuviera aprobado para antes de verano. No obstante, fuentes de Consumo explican que el texto se ha enviado a la UE para su análisis, y sostienen que hasta que Bruselas no dé su visto bueno no podrá continuar su tramitación, por lo que la idea ahora es que el decreto esté listo para septiembre, según explico el propio Garzón el martes en RNE.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento