Calviño, González Laya y Duque: Sánchez proyecta a sus ministros para que España influya en la esfera internacional

  • El Eurogrupo, la ESA y la OMC podrían acabar presididos por un miembro del Gobierno.
La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo (c), el ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, Pedro Duque (d), y la ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño.
La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo (c), el ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, Pedro Duque (d), y la ministra de Economía, Nadia Calviño.
EFE

Pedro Sánchez siempre ha dado importancia al papel de España en la esfera internacional. Apostó por una posición proactiva en las negociaciones de la Unión Europea desde que se sentó en Moncloa, un papel que ahora mantiene. Pero quiere dar un paso más. Así, tiene previsto proyectar a varios ministros para los cargos internacionales que quedarán vacantes en los próximos tiempos. Nadia Calviño, Pedro Duque y Arancha González Laya podrían hacer las maletas pronto (aunque en el caso de la vicepresidenta no tendría que salir del Gobierno).

Las tres opciones son viables, pero quizás la vicepresidenta económica tiene más papeletas. La salida de Mario Centeno del Gobierno portugués implica que deja también de ser presidente del Eurogrupo. Ahí se abre una puerta para Calviño, que ya es la favorita para sustituirle. "Es una persona muy respetada en el seno de la UE, eso le da muchas opciones", cuentan fuentes consultadas por 20minutos, que aseguran que "tiene una posición fuerte en el Gobierno", algo "también muy positivo". Además, no tendría que salir del Ejecutivo, pues son cargos compatibles. "Y es necesario que se mantenga", sentencian las fuentes.

Se espera que "al menos" tres ministros de un paso adelante: la española, el luxemburgués Pierre Gramegna y el irlandés Paschal Donohoe. Ninguno de los tres gobiernos, sin embargo, ha querido confirmar sus respectivas candidaturas. A la espera de conocer qué ministros optan a ocupar la presidencia del Eurogrupo durante los próximos dos años y medio, fuentes comunitarias señalan que "la reputación de Calviño es irreprochable" pero "también tiene un perfil muy pronunciado"

En su contra juega el hecho de que España vaya a ser, junto a Italia, una de las economías más afectadas por la crisis del coronavirus en un momento en el que las reuniones del Eurogrupo estarán en gran medida relacionadas con la respuesta europea a la pandemia. "Los polos en los debates no deberían asumir posiciones europeas, es difícil que sean creíbles como constructores de puentes", apuntan otras fuentes consultadas.

Duque, a la ESA

El caso de Duque es similar. El ministro de Ciencia también está bien colocado para presidir la Agencia Espacial Europea (ESA), en la que se formó como astronauta desde el año 1992. Además de participar en diversas misiones espaciales de la ESA, la NASA y la Estación Espacial Internacional, Duque ha desempeñado tareas directivas en la agencia europea y en la empresa privada como ejecutivo de Deimos Imaging, compañía dedicada a la observación de la Tierra con satélites y estaciones en superficie.

El ministro juega precisamente con esa ventaja: su puesto en el Gobierno. Es uno de los favoritos para suceder al alemán Johann-Dietrich Wörner, que lleva desde 2014 en el cargo y cuyo mandato termina el 30 de junio de 2021 y que no piensa renovar. Uno de los compromisos de Duque al frente de Ciencia es aumentar un 30% su aportación a la agencia para el periodo 2020-2026, hasta alcanzar los 1.658 millones de euros.

Arancha González Laya, en cambio, va a ser la primera en despejar su futuro. La ministra de Exteriores aspira a presidir la Organización Mundial de Comercio (OMC), y aunque este puesto no era prioritario para Sánchez, también parece una opción viable. Las candidaturas no se presentan a título individual, sino que deben hacerlo los gobiernos de sus respectivos países. Entre los interesados están la exministra keniana Amina Mohamed y el excomisario europeo de Comercio Peter Mandelson. Eso sí, no parece que la UE vaya a apoyar la opción británica.

Estas tres opciones tienen un riesgo: pueden afectarse entre sí. Es decir, dar prioridad a una frente a otras restaría opciones en estas. Se trata de elegir. La más firme de las tres a día de hoy parece la de Duque, pero la más viable podría ser la de Calviño. De una forma u otra, España aspira a ser influyente en el corto y medio plazo en las instituciones internacionales.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento