Los riesgos de los tests fallidos: cuarentenas interminables o contagio a personas de riesgo

Imagen de archivo de test rápidos para detectar el coronavirus
Imagen de archivo de test rápidos para detectar el coronavirus
AIMPLAS CHARO PASCUAL

Con la pandemia de Covid-19 aparentemente bajo control en Europa, todos los esfuerzos de las autoridades sanitarias se centran ahora en vigilar la posible aparición de nuevos brotes y para ello todos los expertos coinciden en que la realización de más tests será clave.

Los tests, sin embargo, no han mostrado una fiabilidad total hasta la fecha. Los riesgos de falsos positivos o negativos van desde mantener a personas aisladas durante semanas innecesariamente a dar una falsa sensación de inmunidad que pueda acabar poniendo en peligro su salud o la de personas de riesgo como, por ejemplo, ancianos a los que visiten.

Tras dar a luz en marzo a su hijo prematuro en Montreal, Canadá, una madre, que dio positivo por coronavirus con una sintomatología leve, lleva 55 días sin poder ver a su bebé salvo por videoconferencia al seguir dando positivo una y otra vez en la prueba PCR.

Este caso, del que se hizo eco la web de noticias médicas statnews.com, no es excepcional y ha habido sonados ejemplos en España de positivos continuados en pacientes que habían superado hace semanas la enfermedad, como el de la ministra de Igualdad, Irene Montero.

"Sabemos que quedan restos de genoma en personas que se han restablecido perfectamente, que no son por tanto infecciosas, pero podemos seguir detectándolos en periodos muy largos", explica el doctor Rafael Delgado, portavoz de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC).

"Ha habido personas que han estado dos meses en un aislamiento que no está justificado por lo que sabemos ahora de los casos leves, en los que la replicación del virus se produce no más allá de en los primeros 8 o 10 días después de los primeros síntomas", añade el microbiólogo.

Más problemático aún puede resultar que los tests PCR arrojen falsos negativos, lo que podría llevar a que infectados asintomáticos no fueran aislados y pudieran acabar infectando a otros. Esta posibilidad es, no obstante, mucho menor según Delgado, que considera estas pruebas idóneas para la "fase aguda" de la enfermedad.

Otro asunto es la fiabilidad del otro tipo de test que se está empleando de forma masiva: el serológico, conocido como test rápido o de anticuerpos. Esta prueba, basada en un análisis de sangre, tiene cientos de modelos distintos en el mercado con una eficacia muy diversa.

“La serología ahora mismo es de tal diversidad que depende de los tipos de tests que se estén realizando. Sabemos que hay tests rápidos que tienen muchas limitaciones por no detectar anticuerpos en personas que sí los tienen o detectar erróneamente anticuerpos que no corresponden al coronavirus”, explica el microbiólogo.

Ante esta circunstancia, los expertos recomiendan no confiar ciegamente en los resultados positivos de un test de anticuerpos y continuar respetando las medidas preventivas básicas como la distancia de seguridad, la higiene de manos y el uso de mascarilla cuando sea necesario. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento