Isabel Pantoja vuelve a abrir las puertas de Cantora tras el confinamiento y recibe la visita de Kiko Rivera y sus nietas

Isabel Pantoja y Kiko Rivera.
Isabel Pantoja y Kiko Rivera.
GTRES
Una de las famosas que lleva desaparecida durante todo el confinamiento es Isabel Pantoja. La tonadillera cerró las puertas de Cantora al principio del Estado de Alarma para no correr ningún riesgo de contagio. Ahora las ha vuelto a abrir y su hijo Kiko Rivera acompañado de su mujer irene rosales por fin ha podido reunirse con su madre y su abuela, Doña Ana.
Europa Press

El confinamiento ha hecho que muchas familias se tuvieran que encerrar separadas y pasaran muchos meses sin verse. La de Isabel Pantoja ha sido una de las que lo ha vivido, pero por fin la tonadillera ha vuelto a abrir las puertas de su casa para recibir a los que más quiere.

La cantante se confinó en Cantora, su finca en Cádiz, al principio del estado de alarma y se aseguró de que no entrase ni saliese nadie para proteger a su madre, doña Ana, que tiene 89 años y era paciente de riesgo.

Por ello, poco se ha sabido de Isabel Pantoja desde marzo, aunque sí entró por teléfono en Sálvame para contar cómo se encontraba y también 'se coló' en un directo de Anabel Pantoja para decirle lo orgullosa que estaba de ella, aunque no mostró su cara.

Pero con las fases de desescalada, estas duras medidas de confinamiento se han rebajado y la tonadillera ha podido hacer lo que tenía tantas ganas: volver a ver a su familia.

Este martes, Kiko Rivera se ha montado en el coche junto a su mujer, Irene Rosales, y las dos niñas que tiene en común: Ana (4 años) y Carlota (3). Contento y ansioso por llegar, el cantante ha puesto rumbo a Cantora para volver a ver a su madre y a su abuela, algo que, sin duda, llevaba tiempo deseando.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento