Coronavirus.- La residencia Joaquín Rosillo restituye las visitas bajo "estrictos protocolos de seguridad"

La dirección del centro de personas mayores Joaquín Rosillo de San Juan de Aznalfarache (Sevilla), marcado por la muerte de 30 de sus residentes tras alcanzar la pandemia de coronavirus Covid-19 a 118 de ellos, ha informado este martes de que tras la "desmedicalización" de las instalaciones, intervenidas por el Servicio Andaluz de Salud (SAS) a cuenta del impacto del virus, desde el pasado 3 de junio permite las visitas de familiares "bajo estrictos protocolos de seguridad" y sus residentes ya realizan salidas controladas a los espacios abiertos del recinto, siempre con las correspondientes medidas.
Un grupo de personas salen del centro de personas mayores Joaquín Rosillo de San Juan de Aznalfarache
Un grupo de personas salen del centro de personas mayores Joaquín Rosillo de San Juan de Aznalfarache
María José López

Estos protocolos, basados en las normas generales publicadas por las autoridades sanitarias, establecen un horario restringido de turnos de visita, siempre mediante cita previa y sólo por parte de un familiar en un único espacio cercano a la entrada principal del edificio, al cual se accede siguiendo unas indicaciones, "con amplias mesas dotadas de mamparas transparentes que permiten mantener una mayor seguridad en la visita" y el uso de mascarillas o la desinfección de manos, entre otros extremos, según informa la dirección del centro.

La estancia es además "higienizada" cada vez que un grupo concluye su visita, manteniendo la ventilación adecuada de la misma, según la dirección del centro, que especifica que los visitantes han de firmar una declaración responsable garantizando que no han estado en contacto con ningún caso posible o confirmado de contagio los días previos a su llegada ni pueden presentar síntomas compatibles con el virus, pues son previamente sometidos a controles temperatura.

Incluso "se ha de evitar el contacto físico directo con el residente, con el que no se podrá compartir objetos durante la visita, ni traer comidas o bebidas del exterior", sostiene la dirección del centro, que tras el impacto de la pandemia explica que el pasado 22 de mayo concluyó la "medicalización total" de las instalaciones acometidas por el SAS para frenar la propagación del virus.

Ahora, "la residencia comparte el cuidado médico con las autoridades sanitarias, coordinando la atención propia con la supervisión y atención de médicos del centro de salud de la zona, que continúan velando celosamente por la salud de los mayores en un escenario de incertidumbre sobre la evolución de la enfermedad", que en la provincia de Sevilla acumula 3.154 casos de contagios confirmados entre los que figuran 289 fallecidos, según las últimas estadísticas recogidas por Europa Press.

EL CIERRE DEL HOTEL ALCORA

"Estando el centro totalmente negativizado desde hace semanas y tras haber colaborado en la recuperación de varios pacientes derivados al mismo desde el hotel Alcora (ubicado también en San Juan y habilitado como hospital para acoger a ancianos afectados por Covid-19 en los geriátricos de Sevilla) tras su cierre por las autoridades sanitarias, en previsión de futuras oleadas del virus, la residencia continúa sectorizada de manera preventiva", añade.

"Hoy por hoy, la residencia Joaquín Rosillo es una de las mejor preparadas ante un posible rebrote vírico. Llegado el caso, incluso para acoger si fuera necesario a enfermos de otras residencias que no tengan posibilidad de sectorización eficaz. La sectorización más efectiva es la que puede realizarse en altura, y ese es el caso de este centro, que cuenta con una planta para quien tenga que someterse a cuarentena por tener síntomas compatibles con el Covid-19 y necesite aislarse en tanto se realiza el correspondiente test de detección de la enfermedad, y otra para los positivos, que dispone de escalera y ascensor independiente, y entrada y salida también independientes para los trabajadores. El resto del centro quedaría para los residentes negativos, en este caso totalmente separados de los casos sospechosos y los positivos", defiende la dirección.

SALIDAS A LOS ESPACIOS ABIERTOS

De este modo, "si hubiese una nueva oleada de la enfermedad, el centro estaría perfectamente preparado, como ya lo estuvo, para que personal sanitario especializado pudiese atender a enfermos con Covid-19 en las instalaciones, sin disminuir la protección del resto", explica la dirección del centro, informando de que sus residentes, equipados de elementos de protección y bajo las medidas preventivas, realizan salidas en pequeños grupos al patio y espacios abiertos del recinto.

"Actividades importantes como fisioterapia y terapia ocupacional se realizan de manera individual bajo estrictas medidas higiénicas y la atención psicológica del mayor y atención a los familiares se realiza de manera intensa", destaca.

"Así, el proceso de adaptación del centro a la nueva normalidad tras los cambios llevados a cabo durante el proceso de medicalización del mismo avanza de manera pareja a (las órdenes publicadas en) los Boletines Oficiales, incidiendo en la seguridad y prevención del centro y sus residentes ante la pandemia exterior que sigue dejando nuevos casos y fallecidos a nivel nacional" y también en la provincia de Sevilla, apostilla.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento