UCCL advierte de que una previsible "muy buena cosecha" será "mediocre" con unos precios a la baja y no ayudará al PIB

El coordinador de la Unión de Campesinos en Castilla y León, Jesús Manuel González Palacín, ha advertido este lunes de que la previsible "muy buena cosecha" que se puede recoger en la campaña 2020 puede llegar a ser "mediocre" si se mantiene la tendencia a la baja del precio de los cereales, que han caído más de un 20 por ciento respecto a 2019, una circunstancia que, por lo tanto, no tendría efectos positivos en el PIB de Castilla y León.
Una cosechadora recolectando cereal en CyL
Una cosechadora recolectando cereal en CyL
UPA-COAG - Archivo

"No va a ser una buena cosecha si se vende a esos precios y no ayudará a que crezca el PIB todo lo que desearíamos, ni mucho menos", ha sentenciado.

Tras recordar que la cosecha de cereales de invierno tiene un "papel importante" en el PIB de Castilla y León y aclarar que todavía queda un mes para recoger el grano, un periodo de tiempo en el que "pueden pasar muchas cosas" en términos meteorológicos, González Palacín ha insistido en que la cosecha puede ser "histórica" o, por lo menos, "buena".

"Lo peor son los precios, que se están desplomando", ha lamentado el dirigente de UCCL que ha reivindicado la necesidad de aplicar "ahora más que nunca" mecanismos de intervención para garantizar que los precios no suban ni bajen de un determinado nivel, una de las seis propuestas para la reconstrucción económica y social del país que enviará la OPA a las administraciones desde el convencimiento de que el sector primario debe jugar un "papel esencial" en ese proceso.

"Es el momento de abrir el debate", ha considerado González Palacín para quien el fin de los mecanismos de intervención hace ahora 20 años ha demostrado que sólo ha beneficiado a los especuladores cuando la alimentación debería quedar fuera de toda especulación ante posibles nuevas pandemias o crisis alimentarias.

En este punto, ha reiterado la histórica reivindicación del sector de conseguir "precios dignos" para los agricultores y para los ganaderos y ha exigido un "control estricto" de las importaciones para que los productos foráneos cumplan las condiciones medioambientales y sociales que se exigen a los europeos. También ha abogado por un cambio en el modelo de aplicación de la PAC para que las ayudas lleguen a los verdaderos productores del campo.

González Palacín ha llamado a las administraciones a invertir en el sector primario y ha recordado al respecto que cada euro que se destina a la agricultura y a la ganadería se multiplica por cuatro por lo que ha defendido que destinar dinero a esta actividad es "una buena inversión".

El dirigente de UCCL ha recordado también que la rentabilidad de las explotaciones debe llegar vía precios por lo que ha insistido en que la transparencia es "fundamental" y ha demandado una vez más la necesidad de disponer de costes oficiales de producción junto a un marco estable de relaciones contractuales, a lo que ha añadido que el arbitraje es "fundamental".

Respecto a los costes de producción, ha reclamado tarifas de riego especiales que pongan fin al término potencia, un gasóleo profesional y la eliminación de los royalties en las semillas y ha abogado por una fiscalidad adecuada que beneficie a la actividad agraria y la equiparación del IVA de agricultores y ganaderos.

Finalmente, ha considerado que las medidas en la lucha contra la despoblación deben sustentarse en dos pilares básicos, garantizar las mismas infraestructuras en el medio urbano y en el medio rural y ofrecer servicios con una especial mención a conseguir "internet de calidad". "Lo primero que pregunta alguien que quiere asentarse en un pueblo es si hay buena conexión a internet", ha explicado al respecto.

Por último, ha exigido una vez más "democracia en el campo" y ha reclamado a las administraciones que traten a todas las organizaciones profesionales agrarias "al mismo nivel" mientras se abre un tiempo de reflexión sobre las medidas para pulsar la representatividad.

González Palacín ha sido tajante al advertir de que no se puede permitir que la crisis surgida por la pandemia del coronavirus se lleve por delante más explotaciones agroganaderas y ha citado el descenso de las hectáreas dedicadas a la remolacha, con 20.000 en la actualidad, o la pérdida de explotaciones de ovino o de vacuno de leche como el "termómetro perfecto" de lo que puede ocurrir en el sector.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento