Un comerciante italiano ha conseguido la anulación de su matrimonio, tanto religioso como civil, después de alegar que su suegra tenía una conducta "demasiado entrometida" en los asuntos conyugales de la pareja.

El matrimonio duró sólo cuatro meses, pero fue un infierno

El Tribunal de Apelaciones de Salerno, al sur de Italia, ha confirmado la sentencia de un tribunal eclesiástico, que falló la anulación del enlace, celebrado hace diez años,  publica la prensa italiana.

Según alegó el comerciante, él y su ex esposa, de 31 años, tenían un acuerdo prematrimonial según el cual la madre de ella no interferiría en el matrimonio.

"Un infierno"

"El matrimonio duró sólo cuatro meses, pero fue un infierno", declaró el hombre. Asegura que "creía que las leyendas sobre las suegras malvadas eran sólo una invención", pero que se vio "obligado a cambiar de opinión".

El comerciante señala que, después de esta experiencia, llegó "a pensar que quería una huérfana de madre como esposa".

Sin embargo, su ex esposa le acusa de no ocuparse de ella ni de su hija y que no la "amaba ni respetaba".

Encuesta

¿Pondrías fin a tu matrimonio por tu suegra?

Sin dudarlo un instante: no puedo con ella.
25,48 % (80 votos)
Hombre, me cansa un poco, pero quiero demasiado a mi pareja.
31,21 % (98 votos)
No tengo suegra, así que...
11,15 % (35 votos)
Yo no me separaría nunca, ni por eso ni por nada.
11,46 % (36 votos)
¡Qué va! Eso es mitología, mi suegra es bien maja.
14,01 % (44 votos)
¿Separarme por mi suegra? ¡Pero si quiero más a mi suegra que a mi pareja!
6,69 % (21 votos)