ETA y las FARC mantuvieron al menos tres reuniones en Colombia, en las que los guerrilleros sudamericanos se ofrecieron para ocultar a terroristas españoles a cambio de expertos en medicina que les ayudaran en los campamentos y armamento antiaéreo.

ETA admite que los contactos fueron oficiales

Los encuentros tuvieron lugar en una misma semana de 2003, según unos documentos que fueron incautados a ETA en Francia, informa la Cadena SER.

Los documentos pertenecen a ETA, que admite que esos contactos fueron oficiales. Hasta el momento, sólo las FARC habían reconocido los contactos con la banda terrorista.

Zulos y teléfonos móviles

En esa semana de encuentros ambas organizaciones intercambiaron técnicas de combate, como el uso de móviles para explosionar artefactos o la construcción de zulos.

Además, la guerrilla colombiana le pidió a la banda terrorista que secuestrara a alguno de sus objetivos en Europa, entre los que estaban el actual vicepresidente colombiano, Pancho Santos, y el ex presidente Andrés Pastrana