Una discontinuidad en la roca de la excavación del túnel del Topo en San Sebastián ha causado el socavón en el edificio

La aparición de una discontinuidad o alteración en el material de la roca donde se estaba excavando el túnel del Topo ha descubierto una cavidad kárstica (una franja donde el agua circula con más facilidad) que ha provocado el hundimiento de una parte del suelo del sótano del edificio residencial de la calle Zubieta número 8 de San Sebastián.
Obras del Topo en San Sebastián
Obras del Topo en San Sebastián
ETS

Se ha procedido a evacuar las personas vecinas de los números 8 y 10 de la calle Zubieta y a inspeccionar a ambos edificios, en colaboración con los técnicos municipales. Tanto el equipo técnico de ETS como el del Ayuntamiento de San Sebastián no han identificado daños estructurales en ninguna de las viviendas.

Según ha explicado el viceconsejero de Transportes, Antonio Aiz, los técnicos están estudiando cómo "sostener y cubrir ese socavón" que se ha producido. En ese sentido, se ha procedido al relleno con hormigón de la zona hundida, aproximadamente 20 m3, y en paralelo se está estabilizando el frente del túnel, para evitar la entrada de más agua.

Aiz ha apuntado que "en este momento no hay aparentemente un peligro estructural en el edificio" y ha detallado que se va a realizar una inspección de toda la estructura del edificio. Para ello, se han dispuesto "testigos topográficos en toda la fachada para medir cómo va evolucionando esa situación".

Por su parte, José María Gutiérrez, director de las obras, ha explicado que no eran conscientes de "esa comunicación entre el túnel", ya que las obras se están realizando "aproximadamente a unos 120 metros del edificio". En ese sentido, ha señalado que en la realización de los trabajos del Topo han tenido "algunas filtraciones de agua, que se han tratado de impermeabilizar"

"En esa zona de la playa de La Concha lo que sí hemos constatado es que es una zona kárstica en la que hay una serie de oquedades y que algunas de ellas tienen contacto directo en este caso con el edificio número 8", ha detallado Gutiérrez, quien ha apuntado que las filtraciones de agua "han ido arrastrando unas arenas y se ha producido finalmente un socavón en la cimentación".

En ese sentido, ha afirmado que, "afortunadamente", el socavón "es relativamente pequeño" y que, después de la investigación provisional realizada en el edificio, han constatado que "no tiene fisuras ni grietas".

"Lógicamente hay que rehacer una cimentación porque se ha descolgado uno de los pilares pero que, afortunadamente, no transmitía muchas cargas porque no ha producido fisuras que en otras patologías similares se hubieran producido", ha asegurado.

El director de la obra ha señalado que desde las 7 de la mañana, aproximadamente, han visto "más afluencia de agua en el túnel", pero no ha sido hasta la una del mediodía cuando han sido alertados de la existencia del socavón en el edificio.

"Parece ser que la alarma la ha dado una vecina porque ha bajado al sótano y ha visto el socavón", ha afirmado, al tiempo que ha detallado que el hundimiento tiene unos tres metros de profundidad. Además, ha avanzado que durante esta semana revisarán "con más detenimiento los edificios aunque no estén sobre la traza del túnel", e intentarán hacer "una inspección más detallada de las posibles patologías que pueda tener cada uno de ellos".

El director de Urbanismo del Ayuntamiento de San Sebastián, Jon Chavarri, ha explicado que cuando se ha inspeccionado la parte de abajo del edificio han detectado que "en uno de los pilares de fachada donde está el mirador se ha descalzado la cimentación, es decir, que ha desaparecido por haberse vaciado la arena donde estaba soportada, pero no ha habido ningún problema que se podría haber trasladado al resto de la estructura".

"No hay fisuras, no hay grietas que digan que eso está estructuralmente en mal estado. No obstante, vamos ahora a proceder al análisis estructural y a hacer una inspección visual en toda la vivienda de arriba a abajo para comprobarlo, pero no hay indicios de que esté mal", ha puntualizado.

VECINOS DESALOJADOS

Asimismo, ha precisado que, "por cautela", se ha planteado que los vecinos del número 8 "pasen la noche fuera de cara a hacer los trabajos que se pretenden hacer esta tarde" y el sábado se hará otra inspección para "ver si están bien ejecutados y no hay ningún problema". Por su parte, en el número 10 se ha planteado que este mismo viernes, tras la inspección visual, "acudan a sus casas con normalidad".

Chavarri ha incidido en que lo ocurrido es "una causa sobrevenida" y ha subrayado que "no se puede hablar de negligencia ni de nada parecido". A su juicio, se trata de un "accidente técnico, un problema que puede suscitarse en cualquier obra. Algo no esperado, a pesar de todos los estudios geotécnicos y geológicos".

Finalmente, el alcalde, Eneko Goia, ha apuntado que son cerca de una veintena los vecinos desalojados, que se encuentran en el Hotel Londres. Como "a primera vista parece que la situación es buena", ha señalado que los del número 10 "probablemente hoy puedan regresar a sus domicilios".

En el caso de los habitantes del número 8, Goia ha explicado que "hasta que ese hormigón fragüe y se constate que efectivamente la situación es segura y normal, no se podrá volver a entrar", lo que se producirá el sábado o el domingo.

Mientras tanto, el Ayuntamiento se hará cargo de los realojos que sean necesarios aunque, según ha señalado, "sabemos que hay casos que ya nos han comunicado que tienen alguna manera de poder pasar esta noche".

Finalmente, ETS ha apuntado que la obra quedará paralizada en este frente hasta que determinen los tratamientos del suelo que garanticen la seguridad necesaria.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento