SpaceX despliega con éxito otro paquete de 60 satélites Starlink, incluido uno con diseño especial 'con gorra'

Momento del lanzamiento del cohete Falcon 9 con los 60 satélites.
Momento del lanzamiento del cohete Falcon 9 con los 60 satélites.
SpaceX

Hace poco más de un año, SpaceX colocaba en el espacio su primer paquete de satélites para lograr uno de los sueños de su propietario, Elon Musk: implementar Starlink, una red de internet de alta velocidad que funcione a nivel global a través de satélites que construyan una megaconstelación alrededor de la Tierra.

Lo cierto es que la empresa de tecnología aeroespacial de Musk ha estado en boca de todos durante la última semana por el lanzamiento del primer vuelo espacial privado tripulado de la historia, un hito que se logró el pasado sábado, 30 de mayo. Pero como diría cualquier empresario que sabe lo que hace, ‘the show must go on’. Pasemos a lo siguiente.

Y precisamente lo siguiente es continuar con su Starlink, para lo que ha ampliado su red de satélites en el espacio hasta rozar ya los 500 -con los 60 nuevos que ha enviado suma un total de 480-. El nuevo grupo ha sido enviado y puesto en órbita durante la madrugada de este jueves en el cohete Falcon 9 de SpaceX, el cual volvió de nuevo ‘a casa’ minutos después del lanzamiento, aterrizando en la plataforma que la compañía tiene en el océano Atlántico.

Se trata del quinto vuelo del cohete, aunque según lo que sabemos sobre Starlink le podrían quedar unos cuantos más: Musk tiene permiso para lanzar hasta 12.000 satélites, que si siguen el patrón utilizado hasta ahora estarán colocados en órbita a unos 550 kilómetros de la superficie terrestre.

Satélites ‘con gorra’

Este ha sido el octavo envío de satélites dentro del proyecto y como tal no tiene más innovación, pero sí hay algo que ha llamado la atención de los expertos.

Uno de los aspectos más comentados de esta misión ha sido que dentro del paquete de satélites lanzado se ha incluido uno ligeramente modificado: le han puesto un añadido, como una pequeña visera, cuyo objetivo es bloquear la luz del sol y evitar el reflejo de esta hacia la Tierra -lo que sucede cuando se proyecta sobre las partes brillantes del satélite-.

Esta novedad responde a las reclamaciones de investigadores y astrónomos, que se han quejado de que satélites tan brillantes pueden dificultar su trabajo. Si este ‘pequeño truco’ funciona, se prevé que en el futuro el diseño de todos los demás sea como este.

Para los ya lanzadas, según explican en su web, se intentará reorientarlos cuando se inicien por primera vez para disminuir el brillo que reflectan.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento