El gobierno de Vigo prorroga 5 años la concesión de bus por la "incertidumbre" del COVID y para garantizar el servicio

El gobierno municipal de Vigo ha aprobado en una junta extraordinaria la prórroga, por 5 años, de la concesión a la empresa Vitrasa del servicio de bus urbano, una decisión que ha justificado por la "incertidumbre" generada por la pandemia de coronavirus y por el "riesgo" de que, si se convoca un nuevo concurso y no se presentan empresas, pueda quedarse la ciudad sin ese "servicio esencial".

Así lo ha explicado en rueda de prensa el alcalde, Abel Caballero, quien ha recordado que su gobierno anunció, a finales de 2018, que no se aplicaría esa prórroga y que se elaboraría un nuevo pliego para sacar el servicio a concurso. "Pero la pandemia y el estado de alarma han tenido una enorme incidencia en el transporte público", ha señalado, y ha recordado que, en estas semanas, la demanda de viajeros en el bus urbano de Vigo ha bajado "en más de un 90 por ciento".

Según ha señalado, a pesar de que, en el mes de marzo, "ya estaba todo preparado" para convocar un nuevo concurso (el contrato de Vitrasa data del año 1994), la "incertidumbre sobre la viabilidad económica del nuevo contrato", "hace aconsejable" prorrogar la concesión actual. "La prórroga es la defensa de los intereses de la ciudad", ha proclamado.

A ese respecto, ha indicado que el estudio económico para la nueva concesión, basado en un número de viajes por año, se hizo en unas condiciones que ahora, la crisis derivada de la pandemia "reventó". "Nuestra posición era no prorrogar, pero el COVID ha tenido un enorme impacto", ha justificado.

Asimismo, Abel Caballero ha afirmado que, de haber continuado con licitación, el Ayuntamiento podría toparse con un escenario en el que ninguna empresa concurriera. "¿Y qué hacemos? El riesgo es quedarnos sin el servicio", ha sentenciado, y ha defendido que la decisión cuenta con el aval del interventor y del resto de técnicos municipales.

PRÓRROGA POR 5 AÑOS

Por todo ello, el alcalde ha explicado que se ha decidido prorrogar por 5 años, tal y como se establece en el contrato, esta concesión que, cada año, supone un desembolso de entre 12 y 13 millones de euros por parte de las arcas municipales, para sufragar las bonificaciones que se aplican a los viajeros sobre la tarifa (de 1,35 euros por viaje actualmente).

Según ha indicado Caballero, aunque esa ampliación de la concesión sea de 5 años, se puede "negociar" con la empresa para acortarla y, en su caso, licitar de nuevo el servicio cuando se tengan más certezas sobre la situación y las consecuencias de la pandemia.

El alcalde, que ha descartado de plano la municipalización del servicio de bus urbano, ha señalado que las condiciones de la prórroga serán las que actualmente están vigentes en el contrato, con las modificaciones realizadas a lo largo de los últimos años.

Esto supone que, al igual que hasta ahora y "como ocurre en otras ciudades", el Ayuntamiento tendrá que seguir compensando a la concesionaria si el servicio entra en desequilibrio económico. "Perdiendo dinero, ninguna empresa presta el servicio", ha explicado el regidor.

FONDO DE COMPENSACIÓN

Por otra parte, Abel Caballero ha recordado que, en su comparecencia como presidente de la FEMP ante la Comisión de Reconstrucción Social y Económica del Congreso, reclamó fondos para que las entidades locales ayuden en ese proceso de reconstrucción, entre esas ayudas, un fondo de 1.725 millones para paliar la pérdidas del transporte público.

El alcalde, que no ha querido concretar cuáles han sido las pérdidas de Vitrasa durante el estado de alarma (aunque en su comparecencia las cifró en un millón de euros mensuales), ha garantizado que el Ayuntamiento "peleará cada céntimo" de la indemnización que reclame la concesionaria. No obstante, ha advertido de que las pérdidas "van a ser impresionantes".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento