Aprobadas medidas contra el cambio climático a través de renovables, eficiencia energética y regeneración

El Consejo de Gobierno, a iniciativa de las consejerías de la Presidencia, Economía y Hacienda y Fomento y Medio Ambiente, ha acordado distintas medidas contra el cambio climático en Castilla y León.

Entre las acciones previstas está aprobar un Anteproyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética en Castilla y León, incrementar la producción de renovables, mejorar la eficiencia energética y promover la economía regenerativa.

El objetivo es lograr una adecuada sostenibilidad medioambiental de la acción pública y de este modo dar cumplimiento y satisfacción a los objetivos de desarrollo sostenible incluidos en la Agenda 2030 aprobada por Naciones Unidas, así como continuar con el enfoque de sostenibilidad económica, social y medioambiental que lleva a cabo la Junta.

El decálogo de medidas contra el cambio climático en el ámbito de la Comunidad de Castilla y León se centra en aprobar un Anteproyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética en Castilla y León para definir objetivos de reducción de emisiones y de penetración de energías renovables y de mayor eficiencia en el uso de la energía, para llegar a un modelo productivo y social acorde.

Se busca también incrementar la producción de energía procedente de fuentes renovables y fomentar el autoconsumo eléctrico, así como aprobar la Estrategia de Energía Térmica Renovable de Castilla y León e impulsar la nueva Estrategia de Eficiencia Energética.

El decálogo incluye un programa para mejorar la eficiencia energética y reducir el uso de combustibles fósiles en edificios administrativos titularidad de la Junta de Castilla y León, al tiempo que en los procedimientos de la administración autonómica, se priorizará la adquisición de vehículos con etiqueta ECO ó 0, dando preferencia a los híbridos enchufables y los eléctricos puros, siempre que los usos previstos lo permitan.

La Junta se compromete igualmente a promover, en colaboración con los municipios de más de 10.000 habitantes, el desarrollo de áreas urbanas de cero/bajas emisiones, así como a pprobar la Estrategia para la Mejora de la Calidad del Aire de nuestras ciudades, además de una Estrategia de Economía Circular basada en una economía regenerativa que contribuya a cerrar los ciclos naturales y tecnológicos y optimice el uso de los recursos, minimizando las emisiones de CO2.

Se contempla además la puesta en marcha del Plan de Acción Forestal por el Cambio Climático de Castilla y León, en colaboración con los propietarios y productores forestales; reforzar la política de gestión de residuos, haciendo un especial esfuerzo en la fracción orgánica, y desarrollar un programa reforzado de Educación Ambiental.

El compromiso de estas acciones supone la necesidad de introducir cambios profundos y acelerados en todos los sectores (agrario, industrial, turístico, etc.), y especialmente en los ámbitos energéticos y de consumo, lo que permitirá modernizar la economía regional, incentivar la innovación y generar empleo.

Además, las acciones a desarrollar deben ser globales y transversales, especialmente en el ámbito de la Administración, para que todos los actores sean conscientes de su importancia y participen en conseguir los objetivos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento