Los buses se preparan para ser la alternativa al Metro de Madrid en fase 2 con refuerzos del servicio en hora punta

  • El Consorcio Regional del Transportes va a aumentar la oferta tanto dentro de la capital como en líneas interurbanas. 
Un agente de la Policía Municipal de Madrid reparte mascarillas a los pasajeros de un autobús de la línea 9 de la EMT
Un agente de la Policía Municipal de Madrid reparte mascarillas a los pasajeros de un autobús de la línea 9 de la EMT
RRF

Los medios de transporte público de la Comunidad de Madrid siguen preparándose para ir acogiendo mayor número de viajeros a medida que avanza la desescalada. La Consejería de Transportes, Movilidad e Infraestructuras ha presentado este jueves el plan reforzado de cara a la fase 2, en la que la región podría entrar el próximo lunes, siempre previa autorización del Ministerio de Sanidad, de la que se está pendiente.

El plan elaborado por el departamento que dirige Ángel Garrido contempla refuerzos de los servicios de autobuses urbanos e interurbanos, control de aforos y ampliación de horario de apertura en Metro y también mantenimiento de las medidas de limpieza y desinfección y otras iniciativas, como la colocación de vinilos y otros indicativos para mantener la distancia física entre viajeros.

"Nuestra obligación es poner en marcha medidas que permitan que el transporte público siga siendo un pilar de la movilidad segura y sostenible y que no se vea estigmatizado por esta crisis", ha aseverado este jueves el consejero de Transportes, Movilidad e Infraestructuras, Ángel Garrido.

Con el inicio de la fase 2, el Consorcio Regional de Transportes prevé incrementar la oferta de transporte público hasta el 95% en hora punta y el 80% en las horas valle.

Metro de Madrid

Una de las medidas más destacadas que tomará Metro de Madrid en la fase 2 es la recuperación de su horario de cierre habitual. Los últimos trenes volverán a salir de cabecera a las 1:30 horas en lugar de las 0:00, como en las últimas semanas.

También se probará el nuevo sistema automatizado para controlar y limitar el acceso a la red cuando se supere el aforo previsto. Las pruebas se harán en 15 estaciones (Antón Martín, Menéndez Pelayo, Puente de Vallecas, Nueva Numancia, Embajadores, Lavapiés, Canillas, Mar de Cristal, La Latina, Puerta de Toledo, Marqués de Vadillo, O’Donnell, Francos Rodríguez, Ibiza y Estrella) a través de las validaciones de los tornos de entrada.

A corto plazo, la Consejería de Transportes pretende ampliar este sistema de control a 27 estaciones más, con la intención de ir extendiéndolo a toda la red. "En todo caso, Metro mantiene el dispositivo de supervisión de afluencia de viajeros y de control de accesos de la fase 1", afirman desde el Gobierno regional, que recuerda que de esta iniciativa forman parte 200 personas (entre personal de Metro y vigilantes) que se ha desplegado en 26 estaciones clave:

En fase 2 igualmente se prevé ir completando la reapertura de accesos a las estaciones de Metro que han comenzado esta semana: 115 ya están operativos y el próximo martes se habilitarán otros 62. 

Autobuses en Madrid capital

La EMT también va ver reforzados sus servicios en la fase 2 con mayor número de vehículos en líneas consideradas "clave" o "estructurantes". El objetivo es una alternativa en superficie a los tramos más utilizados de Metro.

La Consejería de Transportes ha seleccionado 35 líneas que vertebran los principales distritos de Madrid capital, con conexiones con el centro y entre distritos, que son utilizadas por un importante número de usuarios y que recorren ejes principales y facilitan conexiones con otras líneas o modos de transporte. Según la consejería, estas líneas concentran el 34% del número total de usuarios en la hora punta y por ello van a aumentar la oferta en esta franja de uso entre un 10 y un 20%, lo que permitirá mejorar la frecuencia de paso.

Un ejemplo de estas líneas son la 56 y la 148 como alternativa al tramo entre las estaciones de Puente de Vallecas y Pacífico de la L1 de Metro. O la línea 148 que, junto a las líneas circulares C1 y C2, cubren en superficie el tramo entre las estaciones de Príncipe Pío y Plaza de España en la L10 del suburbano.

Autobuses interurbanos

El plan de la consejería que dirige Garrido contempla potenciar la oferta en las líneas de autobuses interurbanos "clave", que son los más usados por los viajeros y que garantizan una mayor cobertura territorial.

La estrategia presentada este jueves supone el refuerzo de 43 líneas interurbanas que recorren los principales accesos a Madrid ciudad, por los corredores de la A-1, A-2, A-3, A-4, A-5, A-6 y la M-607 cuando la Comunidad entre en fase 2. También se incluyen las líneas que prestan servicio en otros corredores de acceso a la capital, como la conexión M-502 y M-511 desde Boadilla y Pozuelo; la conexión mediante la M-425 desde Leganés y Fuenlabrada; o la conexión a Canillejas por la avenida de Logroño.

La Consejería de Transportes asegura que en la hora punta se va a aumentar entre un 10 y un 20% la oferta de estas líneas interurbanas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento