Así ha sido el concurso de Ana María Aldón en 'Supervivientes': aprender a nadar y ser la reina de la pesca

Ana María Aldón abrazando a Lara Álvarez en 'Supervivientes'.
Ana María Aldón abrazando a Lara Álvarez en 'Supervivientes'.
MEDIASET

La diseñadora Ana María Aldón, esposa del extorero José Ortega Cano y madre de uno de sus hijos, ha sido una de las sorpresas de esta edición de Supervivientes, que llega esta noche a su fin con la gran final, a la que llega junto a Jorge Pérez, Hugo Sierra y Rocío Flores. Repasamos su concurso. 

Su aspecto de señora engañó a la mayoría de los espectadores, pues Ana María Adón, que llegó a la isla de Honduras sin saber nadar, se convirtió pasadas las semanas en toda una experta en pescar, capturando en torno a 250 peces. 

Ana María ha sufrido a causa de su parentesco con Rocío Flores, pues esta le reclamaba protección y alianza durante sus discusiones. Sin embargo, Ana María quiso no inmiscuirse en el concurso de la joven y se mantuvo al margen. 

Ana María se ha movido entre su alegría natural, con bromas y payasadas para animar los días en la isla y la pena y la añoranza por sus hijos, a los que ha nombrado incansablemente. 

Además fue con diferencia la más valiente durante la prueba de las tentaciones, en la que aceptó raparse el pelo a cambio de tres cocidos completos. Ha sido criticada precisamente por sus compañeros por ser "ansiosa" y muy mirada con la comida. 

Sus grandes discusiones las ha tenido tanto con Hugo Sierra como con José Antonio Avilés, a los que no dudó en plantar cara. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento