La Región presenta un crecimiento vegetativo de población de 2.781 personas en 2019, según el INE

La Región de Murcia destaca como la comunidad autónoma con el segundo mayor saldo vegetativo de España, con 2.781 nacimientos más que defunciones en 2019 y se sitúa como la segunda comunidad autónoma con menor esperanza de vida, con 82,7 años, por debajo de la media estatal, que se sitúa en 83,6.
Mujer embarazada
Mujer embarazada
EUROPA PRESS - Archivo

Según el 'Movimiento natural de la población' con los indicadores demográficos básicos correspondientes a 2019 que publica este miércoles el Instituto Nacional de Estadística (INE), el saldo vegetativo (nacimientos menos de funciones) fue negativo en 14 comunidades autónomas y positivo en las otras tres, así como en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla.

En concreto, el saldo vegetativo (nacimientos menos defunciones) fue positivo en el año 2019 en la Comunidad de Madrid (8.400 personas), Región de Murcia (2.781), Baleares (1.654) y las ciudades autónomas de Melilla (759) y Ceuta (305). Por el contrario, los saldos vegetativos más negativos se dieron en Galicia (-15.631 personas), Castilla y León (-14.299) y Principado de Asturias (-7.741).

En el caso concreto de Murcia, según los datos publicados por el INE y recogidos por Europa Press, el número de nacimientos ha caído desde 2015, cuando se registraron 15.976, en 2016 fueron 15.528, en 2017 un total de 15.088, en 2018 bajaron a 14.675 y en 2019 a 14.221.

De este modo la tasa de variación anual del número de nacimientos en 2019 en Murcia se situó en el -3,1%, un descenso inferior al de la media nacional (-3,5%).

El número de nacimientos disminuyó en todas las comunidades y ciudades autónomas durante 2019 a excepción de La Rioja, donde creció un 3,3 por ciento. Así, el descenso experimentado por la Región fue el quinto más bajo por comunidades.

El indicador coyuntural de fecundidad sitúa a Murcia seguna, con 1,49 hijos por mujer, tras Melilla (2,19), mientras que la media nacional está en 1,23.

DEFUNCIONES

En cuanto a la evolución de las defunciones el número de muertes descendió en todas las comunidades, salvo en Madrid, donde aumentó un 1,2% y en Murcia (+1%), mientras que la media nacional bajó un 2,4%.

La evolución en Murcia, según los datos del INE, va en aumento desde el año 2000, cuando se registraron 9.204 defunciones; 9.942 en 2005 y 9.976 en 2010. En el ejercicio 2015 se contabilizaron 11.233 muertes, 10.867 en 2016; 11.522 en 2017; 11.327 en 2018 y 11.440 en 2019.

En cuanto a la tasa bruta de mortalidad por comunidades correspondiente a 2019 sitúa a Murcia (con 7,7) como la cuarta CCAA por la cola en número de defunciones por mil habitantes, mientras que la media nacional está en 8,8.

Por su parte, la esperanza de vida al nacimiento, destaca el INE, alcanzó los valores más altos en Comunidad de Madrid (85 años), Comunidad Foral de Navarra (84,6) y Castilla y León (84,2). Por el contrario, los valores más bajos se dieron en las ciudades autónomas de Ceuta (80,7 años) y Melilla (80,8), en Andalucía (82,2) y en Murcia (82,7 años).

DATOS NACIONALES

La cifra de nacimientos en España sigue su tendencia a la baja y desciende casi un 30% en la última década, según se refleja en los datos provisionales del 'Movimiento Natural de la Población' correspondiente a 2019, publicados este miércoles, 3 de junio por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

De acuerdo a estos datos, desde el año 2009 la cifra de nacimientos en España ha descendido un 27,3%. Ese año se registraron 494.997 nacimientos, frente a los 359.770 nacimientos de 2019, con lo que continúa la tendencia decreciente de la última década, sólo interrumpida en 2014. La cifra registrada en 2019 es además la más baja desde el comienzo de la serie histórica en el año 1941, tal y como han destacado desde el INE.

Los 359.770 nacimientos en España durante 2019 suponen 13.007 nacimientos menos que en 2018 y un descenso del 3,5% respecto a ese año, en el que hubo 372.777 nacimientos. De esos 359.770 nacimientos que tuvieron lugar en España el 2019, 80.131 fueron de madre extranjera, lo que supuso el 22,3% del total (frente al 20,8% en 2018).

Según los datos provisionales del INE, el número medio de hijos por mujer se situó en 1,23 en 2019, con un descenso de tres centésimas respecto al valor registrado en 2018. Este es el dato más bajo desde el año 2000, cuando la media fue de 1,21. Por nacionalidad, el número medio de hijos por mujer se redujo tres centésimas entre las madres españolas (hasta 1,17) y seis centésimas entre las extranjeras (hasta 1,59).

De acuerdo a los datos, la tasa bruta de natalidad se situó en 7,6 nacimientos por cada mil habitantes, tres décimas menos que la registrada en 2018. Según el INE, este descenso se debe, en parte, a la disminución del número de hijos por mujer y también a la reducción en el número de mujeres en edad de ser madre. Así, el grupo de mujeres de 25 a 40 años (que concentran el 86% de nacimientos), se redujo un 1,8% en 2019, pasando de 4,85 millones en 2018 a 4,77.

De este modo, se mantiene así la tendencia a la baja iniciada en 2009 y que se debe a que ese rango de edades está formado por generaciones menos numerosas nacidas durante la crisis de natalidad de los 80 y la primera mitad de los 90.

32,2 AÑOS DE EDAD MEDIA PARA LA MATERNIDAD

La edad media a la maternidad se mantuvo en 32,2 años en 2019, según datos provisionales del INE, que ha apuntado que en los últimos años se observa que la disminución del número de nacimientos se ve acompañada de un retraso en la edad de maternidad.

En este sentido, otro indicador del retraso en la maternidad se refleja en el número de nacimientos de madres de 40 o más años, que ha crecido un 63,1% en 10 años. En términos relativos, mientras que en 2008 el 4,2% de los nacimientos fueron de madres de 40 años o más, en 2019 ese porcentaje se elevó hasta el 9,7%.

Por nacionalidad, las madres españolas tuvieron sus hijos a una edad media 2,6 años superior a la de las extranjeras. La edad media a la maternidad de las españolas aumentó cuatro centésimas en 2019, hasta 32,8 años. Por su parte, la de las extranjeras se situó por primera vez por encima de los 30 años (30,1).

Por territorios, el número de nacimientos disminuyó en 2019 en todas las comunidades y ciudades autónomas, excepto en La Rioja, donde se incrementó un 3,3%. La ciudad autónoma de Ceuta (-14%), Principado de Asturias (-10,1%) y Cantabria (-7,4%) registraron los mayores descensos.

Respecto a la mortalidad, durante 2019 fallecieron en España 417.625 personas, un 2,4% menos que en 2018, cuando se registró la cifra más alta desde que se tienen registros estadísticos en 1941. La tasa bruta de mortalidad fue de 8,8 defunciones por cada mil habitantes, tres décimas menos que el año anterior.

LA MORTALIDAD INFANTIL MÁS ALTA DESDE 2012

Sin embargo, durante 2019 la tasa de mortalidad infantil repuntó y se situó en 2,89 defunciones por cada mil nacidos vivos, la tasa más alta desde 2012.

Por comunidades autónomas, el número de defunciones disminuyó en todas, excepto en Comunidad de Madrid (1,25%) y Región de Murcia (1%). Los mayores descensos se dieron en la ciudad autónoma de Melilla (-5,4%), Comunidad Foral de Navarra (-4,5%) y Canarias (-4%).

LA ESPERANZA DE VIDA ALCANZA EL MÁXIMO DE LA DÉCADA

La esperanza de vida al nacimiento aumentó respecto a 2018 cuatro décimas en 2019 hasta situarse en 83,6 años: en concreto, en los hombres alcanzó los 80,9 años y en las mujeres se situó en 86,2 años. Este indicador alcanza así su máximo histórico en la década, teniendo en cuenta que en 2009 se situaba en los 81,7 años.

Por territorios, alcanzó los valores más altos en Comunidad de Madrid (85 años), Comunidad Foral de Navarra (84,6) y Castilla y León (84,2). Por el contrario, los valores más bajos se dieron en las ciudades autónomas de Ceuta (80,7 años) y Melilla (80,8), y en Andalucía (82,2).

Mostrar comentarios

Códigos Descuento