Así es el veneno de sapo que usó Nacho Vidal: un peligroso alucinógeno apodado 'molécula de Dios' usado como droga y como antidepresivo

Ejemplar de Bufo alvarius
Ejemplar de Bufo alvarius.
TWITTER

El veneno de sapo es una fuerte sustancia alucinógena que se extrae del Bufus alvarius, un anfibio que vive en el desierto mexicano de Sonora. Esta sustancia induce a un estado alterado de conciencia y se usa por chamanes y psiquiatras para tratar problemas de adicciones y depresión.

Este motivo pudo ser el que moviese a Nacho Vidal  a practicar el 'ritual' con el fotógrafo de moda José Luis Abad, que falleció tras consumir el alucinógeno. El uso de la sustancia debe ser siempre supervisada y ejercida por un profesional, en caso contrario puede producir graves secuelas e incluso la muerte.

La molécula de Dios, que así es como también se llama a este veneno extraído del sapo bufo originario de Sonora, se usa en ritos chamánicos que consisten en fumar esta sustancia en una pipa de cristal. Este proceso 'curativo' provoca un 'viaje espiritual' de entre 15 y 20 minutos que puede producir alucinaciones, taquicardias, pérdida del conocimiento y, en ocasiones, la muerte. La sustancia es tan peligrosa que está considerada sustancia controlada de tipo 1 (las más penadas y vigiladas) por la DEA, la agencia antidroga de Estados Unidos.

Mike Tyson fumó veneno de sapo

El ex boxeador estadounidense confesó recientemente haber fumado veneno de sapo para tratar sus problemas de adicción a la cocaína y al alcohol. “Se quedó fuera de su propia vida y la vio estirada en un tiempo lineal, un continuo de Mikes yendo y viniendo. Vio símbolos aztecas, pirámides extrañas, personas que habían muerto”, señala un artículo de la revista americana GQ. “Es casi como si murieras y renacieras”, confesó Tyson

El ex deportista aseguró que tras la experiencia no volvió a recaer en sus adicciones a diferentes drogas. Fue tal la mejoría en su vida que repitió el consumo del veneno hasta en tres ocasiones diferentes.

¿Funciona realmente?

Si bien los tratamientos con sustancias alucinógenas o drogas son siempre controvertidos y polémicos, lo cierto es que la Universidad Johns Hopkins (la misma institución de referencia por su trabajo con los datos del coronavirus) realizó un estudio publicado en la revista News Medical que concluye que el veneno de sapo es efectivo contra la depresión y la ansiedad.

“Es importante examinar los efectos a corto y largo plazo del alucinógeno (5-MeO-DMT), ya que puede aumentar humor general de la persona pero también puede ser negativo para esos individuos que experimentan un humor negativo clínco importante,” dice uno de los investigadores. Lo más importante a tener en cuenta para someterse a los efectos del veneno es hacerlo siempre con un profesional con competencias acreditadas para ello.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento