¿Cuándo deberías cambiar la mascarilla FFP2/KN95 que reparten gratis en las farmacias?

Personas paseando con mascarilla por Madrid.
Personas paseando con mascarilla por Madrid.
JORGE PARÍS

La Comunidad de Madrid empezará este miércoles 3 de junio, en colaboración con el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid (COFM), con el reparto de la segunda mascarilla del modelo KN95 gratuita para la población madrileña. 

El objetivo del Gobierno regional es distribuir dos mascarillas de este tipo a cada madrileño para ayudar a prevenir el contagio del coronavirus durante las fases de la desescalada. De esta manera, se podrán recoger "a lo largo de todo el mes de junio y hasta el 2 de julio, inclusive", indica en un comunicado.

¿Cómo son las mascarillas? ¿Se pueden reutilizar?

Se trata de una mascarilla tipo KN95 de protección ante agentes contaminantes en los dos sentidos al ser autofiltrante y no disponer de válvula de exhalación. Para que una mascarilla sea reutilizable, del tipo que sea, debe indicarlo en el envase y en el etiquetado con una 'R'. 

Según la nota de prensa de la Comunidad de Madrid, las mascarillas que se van a repartir son reutilizables, "por lo que no se deben tirar tras un solo uso, ya que su duración, de 48 horas seguidas, es mayor que la de las mascarillas quirúrgicas". Además, señalan, este material distribuido no es de uso sanitario sino "de protección individual para la población en general" y únicamente estará disponible para personas mayores de 4 años de edad. 

En este sentido, estas mascarillas no están diseñadas para ser reutilizadas "pero ocurre que estamos en una situación de alarma y tenemos que reutilizarla, pero con cabeza", indica a 20minutos Rosalía Gozalo, vocal de Dermofarmacia y Productos Sanitarios del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid (COFM).

Por tanto, no están pensadas para utilizarlas durante muchas horas en el trabajo, sino para realizar actividades como ir a pasear o hacer la compra. "Hay que reutilizarlas, pero partiendo de que van a ser usadas en un proceso de desescalada". De este modo, se pueden utilizar en varias ocasiones a lo largo de varios días, salvo que esté deteriorada por dentro, húmeda o sucia.

¿Cómo debe ser su uso? ¿Cuándo hay que cambiarla?

La guía elaborada por el Ministerio de Consumo para saber qué mascarilla debes adquirir indica que, en el caso de las mascarillas tipo EPI (como es la FFP2), la duración dependerá del fabricante, pero "cuando la notes húmeda o sucia, cámbiala". Además, añade, "por cuestiones de comodidad e higiene se suele recomendar no usar la mascarilla durante más de cuatro horas".

Lo más importante es mantener unas medidas higiénicas adecuadas a la hora de manipular la mascarilla. Lavarse las manos previamente, evitar tocar la parte de fuera cuando estés en la calle, volverte a lavar las manos al regresar antes de quitarla y hacerlo por las gomitas para no manipularla. 

¿Cómo debemos guardarlas? Los expertos recomiendan meter las mascarillas en bolsas herméticas o con cierre tras su uso para guardarlas. Por otro lado, la Organización Colegial de Enfermería y la SEPAR han difundido una serie de recomendaciones como meter las mascarillas utilizadas en una bolsa transpirable y nunca en un bolsillo o en un bolso directamente, ya que suponen una vía de transmisión del virus.

¿Cuándo no son útiles estas mascarillas? ¿Cómo evitar que se contaminen? Al notar resistencia a la hora de respirar con la mascarilla puesta "significa que el filtro se ha saturado y ha dejado de ser útil", comenta Rosalía Gozalo. En este sentido, "la mascarilla va a estar contaminada por fuera siempre, lo importante es que la manipulemos de tal forma que no se contamine por dentro".

En cualquier caso, si se sospecha de que se ha manipulado de forma incorrecta y que es posible que la mascarilla esté contaminada hay que desecharla "porque es una fuente de contaminación".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento