El segundo maquinista del Alvia sigue grave tras el accidente mortal en Zamora que ya investiga Renfe

Autobuses en la estación de Zamora para trasladar a su destino a los pasajeros del tren siniestrado, otros lo han hecho en tren. Seis de los 158 pasajeros resultaron heridos leves "como algún latigazo cervical o por temas de ansiedad", decía el delegado del Gobierno en Castilla y León, que se trasladó al hospital. Pasajeros que minutos después del accidente relataban lo ocurrido "acabamos de descarrilar". Un todoterreno había caído a la vía desde un paso elevado, "pues un coche o algo no sé qué es. ¡No sé cómo no le verían antes! El conductor del vehículo, de 89 años, ha fallecido. También uno de los maquinistas del tren, un joven de 32 años, que estaba en prácticas. El maquinista titular sigue hospitalizado. Un pasajero cuenta su experiencia "a mi derecha vi la locomotora que estaba volcada y mirando hacia atrás". El tren circulaba a 115 kilómetros por hora, la velocidad permitida en ese tramo, "fue como cuatro o cinco frenazos muy, muy intensos. Empezamos a notar como el tren iba de un lado a otro. Todo el mundo agarrándose a lo que podía, las maletas volando". Ahora, se han abierto dos líneas de investigación, una judicial y otra por parte de seguridad ferroviaria. Desde el ámbito político y sindical han hecho llegar sus condolencias a las familias de las víctimas.
Autobuses en la estación de Zamora para trasladar a su destino a los pasajeros del tren siniestrado, otros lo han hecho en tren. Seis de los 158 pasajeros resultaron heridos leves "como algún latigazo cervical o por temas de ansiedad", decía el delegado del Gobierno en Castilla y León, que se trasladó al hospital. Pasajeros que minutos después del accidente relataban lo ocurrido "acabamos de descarrilar". Un todoterreno había caído a la vía desde un paso elevado, "pues un coche o algo no sé qué es. ¡No sé cómo no le verían antes! El conductor del vehículo, de 89 años, ha fallecido. También uno de los maquinistas del tren, un joven de 32 años, que estaba en prácticas. El maquinista titular sigue hospitalizado. Un pasajero cuenta su experiencia "a mi derecha vi la locomotora que estaba volcada y mirando hacia atrás". El tren circulaba a 115 kilómetros por hora, la velocidad permitida en ese tramo, "fue como cuatro o cinco frenazos muy, muy intensos. Empezamos a notar como el tren iba de un lado a otro. Todo el mundo agarrándose a lo que podía, las maletas volando". Ahora, se han abierto dos líneas de investigación, una judicial y otra por parte de seguridad ferroviaria. Desde el ámbito político y sindical han hecho llegar sus condolencias a las familias de las víctimas.
Accidente del Alvia en Zamora

El presidente de Renfe, Isaías Táboas, ha anunciado recientemente que habrá dos investigaciones destinadas a esclarecer el accidente del tren Alvia descarrilado en Zamora tras colisionar con un un todoterreno que había caído sobre la vía desde un paso elevado. El choque provocó la muerte de un maquinista y del conductor del coche, de 89 años, dejando heridas graves a un segundo maquinista que se recupera en el hospital de forma estable. 

El herido, nacido en A Coruña y de 55 años, permanece ingresado en la UCI del Hospital Virgen de la Vega de Salamanca pendiente de una intervención quirúrgica, según han informado a Efe fuentes del centro. El maquinista titular del Alvia que realizaba la ruta Ferrol-Madrid resultó herido grave después de que la locomotora descarrilara tras arrollar a un vehículo que se precipitó a la vía desde un puente.

Gráfico del accidente de un tren Alvia a la altura de La Hiniesta (Zamora).
Gráfico del accidente de un tren Alvia a la altura de La Hiniesta (Zamora).
Carlos Gámez

Táboas se trasladó al Hospital Virgen de la Concha para visitar a los heridos, de los cuales seis permanecen con pronóstico leve y otro, grave, ha sido trasladado a Salamanca. Estos seis pasajeros heridos fueron atendidos en el Complejo Asistencial de Zamora por dolencias leves, como latigazo cervical y episodios de ansiedad, y recibieron el alta durante la pasada noche, según la información facilitada desde la Delegación de la Junta de Castilla y León en Zamora.

El resto de pasajeros, de los 158 que viajaban, según los datos de Renfe, salieron ilesos del accidente en el que fallecieron el conductor del todoterreno que cayó a la vía, un hombre de 89 años natural de la localidad zamorana de Palacios del Pan, y el maquinista en prácticas Alexander Pedreira Sainz, de 32 años, nacido en A Coruña y que estaba en periodo de formación.

El accidente desde dentro

Dos pasajeros que se encontraban en el interior del vehículo accidentado han declarado a 20Minutos sus experiencias, muy diferentes entre sí, ya que una de ellas iba en el cuarto vagón y el otro lo hacía en uno de los últimos.

"Ibamos en el tren y hemos notado que de repente se ha descarrilado, porque tocábamos tierra y se levantaba mucho polvo. Luego se fue la luz y se empezaron a caer las maletas, hasta que finalmente paró y nos dijeron a todos que inmediatamente saliésemos del tren", relata Malores, una estudiante que viajaba en el cuarto vagón.

Julio, nombre que ofrece a este medio un pasajero que no quiere ser identificado, que viajaba por motivos de trabajo y en uno de los últimos vagones tiene la sensación de haber viajado en otro tren: "La gente de mi alrededor y yo no nos hemos enterado de nada. Para mí fue como cuando se para el tren por un problema mecánico. Nadie del vagón estaba nervioso, estábamos esperando a que nos dijesen porque se había parado, cuando nos enteramos por la prensa de que había sido un accidente".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento