Cómo analizar morfológicamente los verbos y otras palabras

Profesor, docente, pizarra
Profesor, docente, pizarra
JUNTA DE EXTREMADURA - Archivo

Para comenzar a analizar morfológicamente, lo primero que hay que hacer es diferenciar bien los diferentes tipos de palabras que existen. En español son las siguientes: artículo, sustantivo, pronombre, adjetivo, verbo, adverbio, preposición, conjunción e interjección.

  1. Artículo: van delante del sustantivo y acompañan al nombre. Pueden ser determinados (el, la, los, las) o indeterminados (un, una, unos, unas).
  2. Sustantivo: sirve para nombrar a una persona, lugar, cosa... 
  3. Pronombre: sustituye al sustantivo, por ejemplo, yo, ella, me, quien... 
  4. Adjetivo: se usa para describir un sustantivo, por ejemplo, alto, bajo, feliz... 
  5. Verbo: expresan una acción que lleva a cabo el sujeto. 
  6. Adverbio: sirve para modificar un verbo, un adjetivo u otro adverbio. 
  7. Preposición: sirve para relacionar las diferentes partes de una oración.
  8. Conjunción: sirve para unir palabras y frases. 
  9. Interjección: sirve para mostrar emociones.

Cada una de estas palabras cumple una función en la frase y se analizan de distinto modo. 

Análisis morfológico de verbos 

Para analizar un verbo de una oración, lo primero que hay que tener en cuenta son los elementos que se van a analizar, que serán: qué tipo de palabra es, qué persona, qué tiempo verbal, cuál es el infinitivo, de qué conjugación y si está en voz activa o pasiva. 

El tipo de palabra será, en este caso, verbo. La persona dependerá del sujeto, es decir, puede ser primera, segunda o tercera persona del singular o del plural.

Por otro lado, el tiempo verbal corresponderá con uno de los muchos que existen en español, tales como el futuro, el presente, el pretérito perfecto... y podrá formar parte del indicativo o el subjuntivo. Basta con aprenderse las diferentes formas verbales.

La conjugación dependerá de la terminación del verbo en infinitivo. Si acaba en -ar es primera conjugación, si acaba en -er es segunda conjugación y si acaba en -ir es tercera conjugación.

Este es un ejemplo del análisis morfológico del verbo "jugábamos": 

  1. Tipo de palabra: verbo
  2. Persona: primera persona del plural
  3. Tiempo verbal: pretérito imperfecto del indicativo
  4. Verbo: jugar
  5. Conjugación: primera 
  6. Voz: activa 

Análisis morfológico de otras palabras

Para analizar un sustantivo, hay que saber, en primer lugar si es un nombre común o propio. En segundo lugar, si es concreto o abstracto. Después, si es individual o colectivo. Por último, si es femenino o masculino y singular o individual. Estos son algunos ejemplos: 

  1. Balón: nombre, común, concreto, contable, individual, masculino y singular.
  2. Manadas: nombre, común, concreto, incontable, colectivo, femenino y plural.
  3. Irene: nombre, propio, concreto, contable, individual, femenino y singular.
  4. Amor: nombre, común, abstracto, incontable, individual, masculino y singular.

Para analizar un adverbio, solamente hace falta saber qué tipo es, lo cual va a depender de la información que aportan: 

  1. Adverbios de cantidad: bastante, demasiado, nada, poco, más...
  2. Adverbios de lugar: aquí, abajo, cerca, debajo, delante, detrás, encima, fuera, lejos...
  3. Adverbios de tiempo: ahora, actualmente, ayer, después, hoy, luego, pronto, tarde...
  4. Adverbios de modo: alto, bajo, despacio, rápido, difícilmente, mal, mejor, peor, regular...
  5. Adverbios interrogativos y exclamativos: cómo, por qué y cuánto permiten formular oraciones interrogativas. y exclamativas.
  6. Adverbios de afirmación: cierto, efectivamente, exacto, seguramente, sí, también...
  7. Adverbios de negación: jamás, negativamente, no, nunca, tampoco... 
  8. Adverbios de duda: posiblemente, probablemente, puede, puede ser, quizá...
  9. Adverbios relativos: cuando, donde, como... cuando unen oraciones
Mostrar comentarios

Códigos Descuento