Los cuatro componentes de Il Divo publican el disco 'The Promise'
Los cuatro componentes de Il Divo publican el disco 'The Promise'. ARCHIVO

Il Divo atendió a 20 minutos por la presentación mundial del disco The Promise (Sony BMG) en Barcelona. Esta pequeña ONU de la ópera pop la forman los cantantes Sébastien Izambard (Francia), David Miller (EEUU), el suizo Urs Bühler y el madrileño Carlos Marín.

Los rumores apuntaban hacia una separación del grupo previa a la publicación de este nuevo álbum. La realidad es que estaban de año sabático, un descanso que aseguran "les ha reforzado". Los 11 nuevos temas del grupo incluyen clásicos como Adagio y Aleluya. Y sorpresas en su estilo como el tema pop de Frankie goes to Hollywood, The Power of Love. Como colofón, cantan ABBA en español con la canción The Winner Takes It All de los suecos.

¿The Promise es una promesa que tenían con sus seguidores?
Sébastien Izambard: Es una promesa bilateral. Necesitábamos un descanso y tomar distancia de todo el éxito que habíamos tenido y también del trabajo. Estábamos ocupadísimos y no teníamos tiempo ni perspectiva para ver lo que habíamos hecho y conseguido. Y no queríamos repetirnos, era muy importante.

¿Cómo han buscado esa no repetición?
S.I.: En este nuevo disco hemos grabado realmente canciones diversas. Incluímos temas por los que se conoce a Il Divo pero también canciones sorprendentes como son The Power of love de Frankie goes to Hollywood. Estamos muy contentos porque somos los únicos que hemos recibido la autorización del grupo para cantar esta canción en un idioma que no fuera inglés. Cuando lees comentarios de la gente sobre nosotros la gente no se cree que Il Divo vaya a cantar un tema como este. Incluso con canciones como Promesa y Enamorado de la luna tenemos un equilibrio entre las versiones y las canciones originales, de las que estamos muy orgullosos.

Se les ve muy ilusionados.
S.I.: Ha sido bueno que nos tomáramos este año sabático porque ahora tenemos un montón de cosas que decir.

¿Qué índice de participación tienen en la elección de canciones?
David Miller: Es un equilibrio entre nosotros y la discográfica. Cuando empezamos a trabajar en este disco todo el mundo tenía ideas sobre el tipo de canciones que podíamos grabar. Nosotros teníamos nuestra lista, el manager tenía la suya, la discográfica la suya. Acabamos con 17 y al final con 11. El repertorio tiene que ver con mantener la esencia propia de Il Divo pero también con diversificarnos en nuevos rumbos que debemos intentar tomar.

Incluyen un tema ABBA en un momento en el que hay un fenómeno revival de la banda en el mundo.
Urs Bühler: Nuestra idea fue previa al fenómeno. Es una de las primeras canciones que se eligió para el disco y de eso hace más de un año y fue una de las primeras que grabamos. La verdad es que era una idea relativamente antigua. Y la letra española que hemos cantado de esta canción la escribió originalmente ABBA y la llegaron a cantar también. Es un poco la guinda del pastel para nosotros cantar un material original de ABBA pero siendo Il Divo.

¿Se sienten tan cómodos como parece cantando en español?
Carlos Marín: La verdad es que se trató de una elección desde el principio. Cuando hicimos una criba de canciones en el primer disco cantábamos en español, inglés e italiano y hasta en latín. Y se pensó que el español en canciones líricas por la pronunciación y por las vocales más abiertas era más sexy. ¡Es verdad! El italiano suena más operístico y el español hace un puente entre el pop y la canción lírica. Por eso en este disco tenemos seis temas en español.

Tienen dos temas a medida para Il Divo en este disco.
D. M.: Siempre lo ha habido desde el primer álbum. Y no sabemos por qué la gente no lo sabe porque hay un equilibrio entre ambos tipos. Y las que son versiones las cambiamos las convertimos en Il Divo porque las orquestamos o las cambiamos de idioma. Y por eso, porque les damos nuestro toque, la gente se confunde y piensa que siempre cantamos versiones.
S.I.: Simplemente coger un éxito es el camino fácil y más "perezoso" para llegar a la gente. Pero para generar una canción nueva necesitas más tiempo. Somos un grupo que tiene poca presencia en la radio pero sí que hacemos más televisión. Y eso es sólo una oportunidad para que la gente conozca tus canciones.
U. B.: Y personalmente yo soy un cantante de formación clásica. A mí lo que me interesa es cantar una canción buena. Me es igual quién la escribió y cuándo. Lo que importa es que tenga calidad y que gusten, esto es lo esencial, más que nuevo material.
D.M.: Es bueno saber que los mejores compositores han escrito canciones para Il Divo (clásicos que son difíciles de repetir) y nosotros vamos a elegir las mejores.

¿Están más unidos como grupo, son menos producto de cásting?
C.M.: Después de estar juntos durante cinco años ha sido curioso porque al volver de las vacaciones ha sido como si nos encontráramos por primera vez como grupo. Como nunca hemos tenido tiempo de parar y de estar distanciados unos de los otros, de repente hemos vuelto y ha sido como si hubiéramos entendido qué es estar unidos y saber qué es el grupo Il Divo. Ahora sí que la relación es muy como de amigos porque todos pensamos en lo mismo y es como nuestra empresa. Porque si no estamos de acuerdo sabemos que el barco se hunde.

¿Y de la misma forma se sienten más consolidados en el mercado?
D.M.: Sí que hemos tenido un gran éxito pero eso no significa que podamos decir que ya está para siempre. Sabemos que hemos de seguir haciendo la mejor música posible.

Escogieron Barcelona para su presentación mundial.
C.M.: Sinceramente porque España es uno de los países donde mejor acogida hemos tenido. Por la fuerza que nos ha dado España y los países latinos. En Estados Unidos no somos tan conocidos. España es nuestro mayor mercado. Aquí todo el mundo nos conoce.