Ribera le pone un impuesto al plástico que gravará 0,45 euros por 'kilo' de envase y dejará 724 millones al Estado

Son muy caros en proporción porque solo se usan una vez y además suponen un grave daño a nuestro entorno, por lo que es buena idea limitar al máximo posible el uso de estos productos.
Plástico de un solo uso.
Pixabay/Hans
El Consejo de Ministros aprueba un paquete legislativo para reducir y mejorar la gestión de residuos y favorecer la transición a una economía circular. 

Los envases de plástico de un solo uso serán gravados fiscalmente, ha anunciado la vicepresidenta para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, tras aprobar el Gobierno el arranque de una norma que limitará duramente esos productos y cuyo texto endurece el régimen sancionador en tema de residuos.

El Consejo de Ministros ha dado luz verde este martes al anteproyecto de ley de Residuos y Suelos Contaminados que incluye el reto de poner coto a los plásticos de un solo uso, la Estrategia Española de Economía Circular para recortar el 15% la generación de residuos en 2030 y un real decreto que mejora el control de traslados de los residuos.

Durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Ribera ha explicado los detalles de esta nueva norma, en cuyo texto se incluye que, para los recipientes de plástico de un solo uso, el tipo impositivo del nuevo impuesto indirecto será de 0,45 euros por kilogramo de envase, una medida con la que se estima una recaudación de cerca de 724 millones de euros

Este impuesto es similar al que se implantará en Reino Unido e Italia y pretende alcanzar esta recaudación a partir de los vasos de bebidas, incluidos sus tapas y tapones, y los recipientes para alimentos, tales como cajas. De hecho, el texto fija que en 2026 se tendrá que reducir un 50% su comercialización, con respecto a 2022, y en 2030 ese porcentaje debe ser del 70%. Para lograrlo, se buscarán alternativas reutilizables o de otro material no plástico. 

Será desde el 1 de enero de 2023 cuando quedará prohibida su distribución gratuita y deberá cobrarse "un precio por cada uno" de los productos de plástico que se entregue al consumidor, con la consiguiente especificación en el ticket de venta. 

Además, el texto también incluye la prohibición de la venta de varios productos de un solo uso a partir del 3 de julio de 2021, entre los que se encuentran bastoncillos de algodón, cubiertos, platos, pajitas y palitos de globos, entre otros. La norma española va más allá de las directivas europeas en esta materia y veta la utilización intencionada de microplásticos en cosméticos y detergentes.

En relación a las botellas de plástico, se regulan objetivos de recogida separada en dos horizontes temporales: en 2025 se deben recolectar de forma diferenciada el 77% en peso respecto al introducido en el mercado. Este porcentaje deberá aumentar al 90% en 2029.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento