Barcelona retoma la construcción de 625 pisos públicos de alquiler y sumará 2.400 a final de año

  • Se reactivarán las obras de 15 edificios públicos y el consistorio ha iniciado los trámites para construir 20 más.
  • Las construcciones supondrán una inversión municipal 310 millones de euros y la creación de 8.400 empleos.
El edificio de vivienda pública que se construirá en las Casernes de Sant Andreu
El edificio de vivienda pública que se construirá en las Casernes de Sant Andreu.
AYUNTAMIENTO DE BARCELONA

Barcelona retoma las obras de ampliación de su parque de vivienda pública, congeladas hasta ahora por la pandemia de la Covid-19. Lo ha anunciado este martes la concejala de Vivienda y Rehabilitación, Lucía Martín. En concreto, se reactivarán las construcciones de 15 edificios públicos que albergarán 625 viviendas. A su vez, el consistorio ha iniciado los trámites para construir 20 edificios más. De este modo, para final de año Barcelona tendrá 2.400 pisos en construcción, donde vivirán 6.000 personas cuando estén acabados.

De toda esta nueva vivienda pública, el 83% estará destinada al alquiler, lo que supone la mayor inyección de este tipo de vivienda no solo en la ciudad, sino también en toda Catalunya. Esto permitirá que los alojamientos no se acaben perdiendo, al contrario de lo que ocurre es de compra, que "al cabo de los años se descalifica y se acaba perdiendo", ha apuntado la concejala. 

310 millones de euros invertidos

Estas obras suponen una inversión municipal de 310 millones de euros, de los cuales unos 200 millones, aproximadamente, están financiados por la banca pública europea. En relación a esto, Lucía Martín ha argumentado que "Aquí no hay facilidades financieras para la vivienda de alquiler y la banca privada financia muy poco". Por ello, ha reconocido habría sido "imposible" poner en marcha un paquete como este sin contar con la financiación europea.

Con la construcción de estas 2.400 viviendas, el ayuntamiento estima generar como mínimo 8.400 puestos de trabajo entre directos e indirectos. 

La concejala ha aseverado que se trata de unas medidas que ahora son "más necesarias que nunca" dado que "estamos en una crisis económica grave" por la pandemia del coronavirus. En este sentido, ha señalado que la salida "necesita construcción de vivienda de alquiler asequible pública". 

Los nuevos pisos irán dirigidos a distintos colectivos, como a personas mayores, jóvenes y afectados urbanísticos

Vivienda ecológica

Además, el Ayuntamiento ha anunciado una construcción con criterios ambientales. Por eso, los inmuebles dispondrán de una cualificación energética A, lo que implica que las emisiones de CO2 generadas para obtener agua caliente sanitaria, calefacción y refrigeración serán muy bajas. También aseguran que el consumo energético de estos pisos será muy bajo y, por lo tanto, la factura de los usuarios será inferior a la de promociones convencionales.

Entre otras medidas, el gobierno municipal también planea instalar placas de energía solar fotovoltaica en aquellos edificios donde la cubierta lo permita, así como emplazar huertos urbanos para ampliar los espacios verdes de la ciudad.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento